y mientras escribo

La Asociación Parlamentaria para La Cooperación Euro-Árabe pide a los gobiernos europeos que dispongan medidas especiales para salvaguardar el libre movimiento de los trabajadores árabes que emigrarán a Europa... "Resolución de Estrasburgo. 1.975" La Asociación Parlamentaria para la Cooperación Euro-Árabe creó un comité permanente de unos 300 funcionarios en París.

4.05.2007

Pilar Rahola y Medio Oriente

Para ser socialista, Pilar Rahola sorprende. Raros son los izquierdistas amigos de Israel y por eso ella sobresale como una excepción. La verdad es que Israel es el pulsómetro de las actividades y metas reales del Islam, por ello, yo estoy muy pendiente de lo que allí sucede más las campañas, propaganda e infundios islamistas que divulgan y cuyos correveidiles salen a su encuentro para introducirlos en la sociedad.
Saben ustedes, estoy harta de ser yo quien pague la propaganda árabe, tanto contra Israel como contra Occidente. Porque estos dimes y diretes, practicamente todos, suelen tener subvención del Estado.
Me gustaría saber qué se podría hacer para no seguir pagando con mis impuestos a estos "besamanos del Islam"

Saludos

Autor: Dori Lustron.
web: porisrael.org

La agenda de Pilar Rahola está copadísima. Vino a Chile sólo por un par de días y su itinerario suma y sigue: Argentina, Brasil, Uruguay, Perú, Panamá y Estados Unidos, son los próximos destinos del ciclo de conferencias sobre el Medio Oriente que está dando. No es sorpresivo que sus charlas tengan tanta demanda: el conflicto entre Israel y los palestinos se resiste a terminar, y con ello crece el interés por saber cuáles son las proyecciones de ese proceso.
Y esta periodista española tiene algo que decir sobre el tema. Ha ido más de 20 veces a la zona, por lo que ha visto en terreno cómo es su realidad política y social. Dentro de su trabajo, destacan las conferencias que ha dictado ante la Unesco en París y ante el Congreso de Karen Hayesod, en el Mar Muerto. Rahola no entiende la actual situación en Medio Oriente bajo el prisma "víctima-victimario". Para ella, todos los afectados tienen alguna responsabilidad en la actual situación. Aun así, advierte que la prensa occidental tiende a culpar en exceso a Israel, por medio de un lenguaje maniqueo y sin matices: "Se minimizan las culpas árabes y sólo se responsabiliza a Israel. Se habla del dolor árabe, nunca del israelí", dice. –¿Cuáles son las responsabilidades que le atribuye a cada parte?–Israel ha cometido errores como todos. Si miráramos con lupa la política internacional de cada país, quedaríamos muy sonrojados: de quién somos aliados, a quién vendemos armas, qué permitimos. Israel lleva 50 años luchando por sobrevivir y lo ha intentado todo, ha tenido presidentes pacifistas y duros, halcones y palomas. Pero la culpa más seria es la absoluta falta de voluntad del mundo árabe, y el resto del planeta ha decidido no ver aquello. –¿Líbano ha tenido una actitud condescendiente con Hezbolá?–Líbano es muy vulnerable y ha sido ocupado varios años por Siria, que desprecia sus derechos internacionales. A Kofi Annan (secretario general de la ONU) sólo le preocupa cuando Israel pone un tanque, pero cuando son sirios, nada. Ahora, el sur del Líbano ha sido sitiado por una estructura militar financiada por Siria e Irán. En el fondo, esto no es una guerra de Israel con Hezbolá, sino con esos otros dos países. –¿En qué cambiaría el panorama si Irán y Siria explicitaran su postura e interviniesen en la guerra?–No les hace falta, tienen quien les haga el trabajo sucio. Irán tiene una estrategia muy brillante. Se mantiene como miembro de la ONU impoluto, pero luego costea a grupos terroristas que van matando por el mundo. Israel lleva muchas décadas luchando contra varios países que no le declaran la guerra oficialmente, pero que la financian. –¿Qué opina de la solución de llevar cuerpos de paz de la ONU a la zona?–Creo muy poco en la ONU, porque está secuestrada por más de 150 dictaduras en su Asamblea General, es una organización que blanquea a las dictaduras y les da legitimidad internacional. Lo ideal sería que Líbano consiga enviar a su propio ejército. Pero está claro que en la frontera con Israel no pueden seguir actuando grupos armados que permanentemente lanzan misiles. –¿Ve como única solución la eliminación de Hezbolá?, ¿no hay cabida para la negociación?–No, es que es imposible. ¿Usted negociaría con un terrorista? Hezbolá es un grupo que educa en sus escuelas para luchar contra el mundo occidental, contra la democracia, contra la libertad, que se siente admirador de todos los grupos terroristas que actúan en el mundo. ¿Negociaría con los terroristas de Madrid? No, hay que vencerlos. –Pero ETA tiene su expresión política, tal como Hamas… –Israel es tan pragmático que si mañana Hezbolá entra en un planteamiento pacifista, o incluso político, el primero que se va a sentar a la mesa va a ser Israel. No tengo dudas, pero no creo que ocurra, porque la identidad tanto de Hezbolá como de Hamas es la destrucción de Israel, no la negociación con él. –¿Cómo luchar contra ese integrismo?–Primero, empezando a ser críticos con esos países miembros de la ONU que vulneran todos los derechos fundamentales; segundo, dejando de convertir a Israel en el único culpable de todos los males; tercero, dejando de cubrir a algunos grupos terroristas, de minimizar el terrorismo, de hablar de resistencia, de milicianos. –¿Estados Unidos ha hecho todo lo que ha podido?–Estados Unidos tiene muchos elementos de crítica, pero también es el único país en el mundo, junto con Inglaterra, que se ha preocupado seriamente de la amenaza del integrismo islámico. Hay que desmontar las estructuras de creación de fanatismo y las tiranías en la zona. En mi vida votaría por Bush porque soy de izquierda, pero estoy contenta de que Estados Unidos exista, garantiza mis derechos internacionales. –¿Se podría llegar al escenario de Oslo?–Ojalá me equivoque, pero creo que este tema se ha radicalizado aún más. El islamismo integrista está peor, no mejor, no tiene pinta de rebajar su tensión y el tema palestino les interesa mucho para alimentar el fuego victimario. Estamos muy lejos de la paz definitiva en Oriente Medio. Hasta que no derrotemos el totalitarismo islámico, no resolveremos el problema. –Su visión a futuro es más bien pesimista.–Soy moderadamente optimista. Creo que acabará por resolverse, pero en el tema islámico estamos como en la Alemania de los años 30, viendo cómo el enemigo totalitario, que era el nazismo, está creciendo y no reaccionamos. El terrorismo islámico lleva miles de muertos y aún no nos hemos dado cuenta de que es un problema muy serio. En pleno siglo XXI el presidente de un país que vulnera los derechos fundamentales de las personas no puede ser un interlocutor válido, pero lo que ocurre es que tenemos intereses económicos, de petróleo, y somos capaces de comernos a los sapos tiránicos para mantenerlos.
PORISRAEL.ORG y DORI LUSTRON no se hacen responsables por lo escrito en las notas, editoriales o respuestas publicadas sean estas de terceros (mencionando la fuente) o propias y firmadas por los autores. El hecho de publicarlos no indica que la administradora este de acuerdo con los conceptos ni los temas

__________________

En caso de publicacion o distribucion mencionar fuente de porisrael.org y el autor

-----------------------------

Si desea recibir nuestro material de información subscríbase a

Porisrael.has@gmail.com

Participe de nuestros foros de debate y de su opinion

dori lustron
www.porisrael.org
lustron.dori@gmail.com

alex segal
webmaster
asgraphic.alex@gmail.com

Etiquetas: , ,

12 Comments:

At 10:10 a. m., Blogger dris jebrouni said...

PILAR RAHOLA ES LA CONCIENCIA DESGRACIADA DEL SIONISMO/DEFIENDE A UN ESTADO RACISTA Y TERRORISTA Y EL TERRORISMO DE ESTADO ES EL PEOR DE TODOS LOS TERRORISMOS.

 
At 11:51 a. m., Anonymous Ruben Armanovich said...

PILAR RAHOLA ES LA CONCIENCIA DEL MUNDO LIBRE. TU DRIS, DEFIENDES TIRANIAS EN NOMBRE DEL ISLAM, ESCLAVITUD DE LA MUJER Y FALTA DE LIBERTAD. ESO SÍ QUE ES TERRORISMO

 
At 11:57 p. m., Blogger Jebrouni said...

Martes, 06/11/2007

'En el umbral de lo prohibido', por Edmond Amran el Maleh


La política de Israel vista por un judío marroquí.


Traducción: Driss Jebrouni


Estoy íntimamente convencido de que la decisión mas categórica hubiera sido la de no volver a escribir ni a hablar como judío .Y no por temor o vergüenza de serlo o confesarlo públicamente. En primer lugar, sencillamente por un sentimiento de honestidad, de justa proporción de las cosas cuando hoy notamos, sin duda en mayor medida que ayer, como en todas partes y en cualquier circunstancia la palabra judío tiene el poder de oscurecer el cielo, dejando todo en tinieblas, al erigirse en umbral de prohibición absoluta. Basta! Si, basta ya de proclamar que este pueblo es (que nosotros somos) la humanidad hecha hombre, el pueblo elegido, que puede hablar con Dios sin ningún intermediario, el único que se atreve a hacerlo. Acabemos ya con ese eterno dialogo con la Eternidad, con esa voz sacrificada que exclama a través de los siglos;"Somos portadores de todo el peso de la Historia». Basta ya!,porque ese discurso, desprovisto de la espiritualidad que en el pasado lo ha alimentado, que supo dar una riqueza de sentido y una significación altamente moral mediante la lectura y meditación de los textos sagrados, en nuestros días se ha pervertido en cada una de sus palabras, por una ideología y una doctrina estáticas, que intentan recuperarlo en su solo beneficio. Así, pues, callarse es ahora insoportable, aun sabiendo por experiencia la extrema fragilidad, la insuficiencia casi inaudible de una sola voz, en medio del bullicio y la exaltación general.
Estimado señor -se me dirá- usted entonces es antisemita .No hay nada mas común y hasta normal para un judío que serlo en secreto; en todo judío se esconde un antisemita. Que se proyecta mucho más si no fuera ésta la hora de los grandes riesgos, y si la existencia de Israel no estuviera cuestionada. La voz de una suavidad rabínica casi angélica y milenaria, ya que puede recurrir a la Biblia para convencernos de nuestra infamia o, si esa palabra suena demasiado fuerte, de los equívocos en que nos hemos perdido. La sutileza talmúdica nos atrapa entre sus tenues hilos, arrastrándonos de manera irresistible:"Sabéis bien que la sola lucidez de vuestro espíritu no basta para comprenderlo todo ,y que la lógica posee los limites de su propia pobreza ,"Si, es cierto que la lógica es una planta frágil e infecunda en el terreno de la verdad espiritual ;pero de la lógica de la violencia ,de las bombas que destrozan hombres, mujeres y niños en el sur del Líbano, de la tortura en los territorios ocupados ,de la negación de los derechos de un pueblo, el palestino, ¿qué debemos decir entonces ?

Como respuesta se desata la histeria, y esa voz adquiere toda su artificial mundanearía. No se debe golpear al Estado de Israel ni siquiera con flores ;la menor de las criticas puede desencadenar la solemne condena de la ideología sionista nos convertimos en el hombre impío, sacrílego y blasfemo al que todos señalaran con dedo vengativo, condenado a la hoguera como victima expiatoria ,para obtener perdón de los crímenes que se cometen invocando la razón del Estado .O, de agentes a sueldo de los árabes-y en tal caso uno huele a petróleo-;si deseamos evitar los extremos ,habremos de "psicoanalizarnos" de acuerdo con el consejo de Sastre : todo el concierto de amenazas y reprobaciones que, por ejemplo, Robinsón ha debido sufrir.

Los judíos, ante sí mismos

Estamos pues ante una nueva cuestión judía, que es por primera vez en la historia contemporánea una cuestión realmente judía, judía, porque ahora los judíos están ante si mismos y ya no enfrentados a un estado extranjero, a un occidente deparador de trágicas persecuciones y genocidios durante la época nazi, sino a un estado hebreo, que pretende arrogarse el derecho exclusivo de hablar en su nombre. Es un insondable abismo que se abre a nuestros pies, arenas movedizas sin el mero punto de sujeción lo más grave es esa seguridad, demasiado clara parapara suponerla arbitraria: una vez abolido todo condicionamiento exterior, solo quedamos nosotros .Solo nosotros los judíos, tenemos que responder por nosotros mismos y de lo que pase a los demás por nuestra causa. Mida se le es posible, si su mirada se lo permite, la radicalidad del cambio que se ha producido .Para Teodoro Adorno el antisemitismo» era el rumor que corre a propósito de los judíos”.El antisemitismo es fruto de la exterioridad; de lo contrario, si lo vinculamos en alguna medida y algo artificialmente al ser judío, debemos admitir como un hecho que la identidad judía se ha forjado en la convergencia de una mirada exterior y de un intento de justificación de una política de persecuciones.

Lo que se postula con todo el peso de una historia milenaria es la inocencia de las victimas eso no es todo .¿Acaso los judíos no han reafirmado su propia identidad, y hasta un extremo insospechable, en la misma negación constante del derecho de vida, en la persistencia de una violencia que bajo las modalidades mas diversas y a lo largo de una diáspora secular intento aniquilarlos? Esta es la fatalidad de un destino que escapa de la historicidad, que emigra de las incertidumbres materiales hacia la esfera de la espiritualidad, que convierte lo temporal en eterno y trasciende la persecución como categoría ontológica, considerándola uno de los signos de relación privilegiada con Dios, como rasgo que designa al pueblo elegido.

Ahora, en cambio, se pretende extender esa inocencia ,pagada con sangre y sacrificio, a todo un Estado, para así ampararlo contra toda critica, para santificar hasta el mas insignificante de sus actos .La nueva cuestión judía, esencialmente judía y de nuestra única incumbencia –porque es capital, decisiva-es la que surge desde el momento en que ciertos judíos, en su propio beneficio, confiscan desde un asentamiento institucional la palabra de los judíos, arrogándose su monopolio, y negando a los demás judíos la libertad de serlo como mejor les parezca y de acuerdo con su conciencia El antisemitismo cambia completamente de sentido desde el momento en que necesita imperativamente imponerse mediante la violencia mas brutal ,porque la sumisión incondicional al Estado de Israel ,por la aceptación definitiva de la política que ésta intenta llevar a cabo.

Siempre habrá una historia judía para disipar el fuego lancinante de esta obstinación. Por ejemplo, la que se cuenta de un barrio judío situado en algún lugar de Polonia. Un rumor incontenible se precipita por las calles y mantiene a la población sobresaltada; la gente grita: “Han robado el Sohar”. Un oficial de policía, encargado de averiguar las razones de ese griterío enloquecedor. Y a quién podría dirigirse sino al rabino, que avanza tembloroso, encabezando la comitiva. Pero para evaluar la importancia del robo y el sobresalto que éste ha causado, deberá averiguar qué han robado. “¿qué es un shofar?”, pregunta el policía de manera imperativa. El rabino se mantiene en silencio, sin dejar de temblar, hasta que finalmente –y bajo amenaza de revolver –declara:”Un shofar es una trompeta”.La autoridad civil, expeditiva, acostumbrada a actuar sin complicaciones, se indigna contra esos judíos a los que nunca logra entender. “¿Por qué no me dijo desde el principio que el shofar es una trompeta? ¿Por qué guardo silencio? Tras un nuevo periodo de mutismo y de estremecimientos, y mediante nuevas amenazas, logra arrancarle al aterrorizado rabino esta otra confesión:”El shofar no es a pesar de todo una trompeta “.

El Estado de Israel no es a pesar de todo un estado! Intentemos explicarlo siguiendo el desarrollo normal de la reflexión política. Intentemos explicar pues, entre otros motivos que todo Estado incluye en si mismo la historia y la lógica de su fundación, y que Israel no puede convertirse en la excepción de esa regla .No es posible negar el hecho fundamental de su implicación en territorios cuyos habitantes fueron perseguidos, adoptando para ello las formas tradicionales de conquista colonial. Agreguemos, si la imprudencia de lector nos acompaña, que hay ciertas cosas por las que suele distinguirse la existencia de un Estado: ejército, policía, instituciones, gobierno, una política determinada, una doctrina etc. Que Israel responde perfectamente a esta carta de identidad del Estado puede admitirse sin duda durante tanto tiempo como queramos apoyarnos en categorías abstractas.

Prosigamos pues, asumiendo un grado más de imprudencia: ¿Qué hace ese ejército en unos territorios que, si no deseamos admitir que han sido ocupados, al menos deberíamos reconocer
Que están en litigio? Si ¿qué hace allí, y qué hacen sus aviones bajo el espacio aéreo del Líbano? ¿Y acaso no se acusa a esa policía, sin que ello pueda desmentirse, de practicar tortura en esos mismos territorios? ¿No se ha hablado también justificadamente de la discriminación racial, del racismo que lisa y llanamente inspiran ese Estado y su doctrina tanto hacia el exterior como dentro de sus propias fronteras? Consideremos la suerte de los judíos orientales, de tez morena por influencia árabe, o de aquellos otros judíos a quienes se niega el derecho a serlo porque son negros. ¿ Y qué podemos decir de la política exterior de Israel, de la cuestión Palestina, de los derechos de un pueblo a reivindicar una tierra por considerar que le pertenece y a constituir un Estado? Ingenuas preguntas, casi insignificantes ante una situación objetiva muy clara en si misma: pero a fuerza de pretender hablar desapasionadamente se termina por no decir nada. Y a pesar de todo, i ya esta bien! A pesar de todo, el Estado de Israel no es un Estado! imagínese el lector la acogida de un discurso como éste: o bien nuestro interlocutor pierde su sangre fría, y entonces se nos pone en la picota, se nos. manda al mismísimo infierno, porque la sagrada naturaleza de Israel – nótese que aquí no añado la palabra Estado -prohíbe cualquier crítica profana y sacrílega: o bien nuestro interlocutor cambia de tema, llevando la conversación por sendas más apacibles, a resguardo de los furores de la ideología y de la política cotidiana.

El Reconocimiento del Otro

El judaísmo como horizonte y como limite de pensamiento! A partir de aquí las demás cuestiones cobran sentido y justificación, adquieren validez y pertinencia. Este es el espacio de todas las respuestas posibles, ya existentes, o renovadas de manera incesante. ! Israel! la palabra resuena en el silencio de cuanto la rodea; es una idea que nunca ni en ninguna parte se abandona, una idea que en este mundo se mantiene en el exilio, y que renovada por la meditación prosigue en solitario la infinita repetición de un mensaje espiritual eternamente invariable. El judaísmo -el sentido de este mensaje- es esencialmente una ética, fundada ante todo en la justicia de relaciones con el Otro, reconociendo su diferencia radical, de suyo irreducible. Israel, el Estado de Israel. Es el mediador de este mensaje, la garantía de su permanencia, el lugar concreto donde se alimenta la esperanza mesiánica. Esta es la que dicen eminentes personas que nada tienen que ver con los adulones de la propaganda sionista, con esos rabinos impostores que predican la incondicionalidad para con el Estado de Israel.

Rigor! OH rigor implacable! exigencia absoluta. Que ese Estado no pueda pues ser acusado de la menor injusticia, que la ley moral sea la ley de su conducta respecto del Otro, el que precisamente se presenta en su diferencia: hoy, el árabe, y más cerca que nadie el palestino. En efecto, este Otro del que hablamos no es ni puede ser una mera abstracción, un interlocutor teórico, una cláusula de estilo, un momento sin más de la demostración. Nos referimos concretamente al árabe, y más concretamente al palestino, un rostro amigo que posee nombre propio, al que podemos amar, un rostro anónimo, pero siempre humano. "¿Donde esta tu hermano?, ¿Te reconoces en el Otro?"', dice el Génesis. Si el pueblo judío no reconoce al palestino, jamás podrá reconocerse a si mismo.

Exigencia excesiva, argumento de mala fe: ¿donde se ha visto alguna vez un Estado ordenado
Según la ley moral, capaz de demostrar por sus actos que se apoya en esa ética fundadora, hecha
Cuerpo social histórico y político? Por qué rehusar entonces a Israel una prorroga de la utopía: mas
Tarde, lo que hoy no pueda realizarse se hará mañana .Prorroga que se ajusta a condiciones tacitas: habría que eliminar primero al pueblo palestino para que después"… Regateos: como si una moral pudiera absolverse de sus propias exigencias o diferir su práctica en espera de tiempos mejores. I Aplazamientos y prorrogas! Pensemos por ejemplo en el socialismo del Este y de los otros países pretendidamente socialistas, hagamos cuentas, inscribámoslo en la columna de lo positivo y concluyamos pues que el estalinismo solo ha sido un accidente en un cuerpo que ha salido de él fortalecido. Si el valor infinito de la ética, en el sentido de que nada debe limitar su carácter absoluto, admite reducirse a un valor relativo, no queda otra posibilidad que la penosa totalidad del estado. El totalitarismo estatal estado de la religión, la religión de estado. ¿Un juego de palabras? Vidal.Naquet advierte en su obra Les Juifs, la memoire et le présent esa suerte de idolatría del estado "que se constata en el caso de Israel" y que, agrega, "no puede compararse mas que a la representación del estado prusiano como encarnación suprema de la razón en la historia, característica, como ya se ha dicho, de la ultima etapa del pensamiento de Hegel ".Israel sigue en este sentido del curso casi normal de la historia, el ejemplo de Prusia y de algunos otros países, y ello no resulta -demasiado sorprendente. Pero aun cuando se evocase una mística del estado, podría mantenerse una línea divisoria entre el orden religioso y el orden estatal, y dejarse una posibilidad de enfocar los dos aspectos separadamente. En este caso, la delimitación se pone en entredicho, y ambos términos quedan abolidos desde el momento en que intentamos concebirlos de manera independiente. El estado es Israel, Israel es el estado de hecho nos hallamos ante el dominio de una sola palabra, de un solo vocablo: Israel. Hay que admitir pues que "Israel es propiamente Israel", según la expresión totalizadora y totalitaria, según la cual los judíos que puedan pensar de otro modo pierden completamente su libertad opción extrema, fenómeno asombroso si se la observa de cerca, parque no es un mera efecto de argumentos propagandísticos, ni artificio de una ideología facticia. Una conciencia colectiva manipulada por quién sabe qué fantasma, auto engañada primero, Y allí nada ahora mas allá de los fines normales de todo nacionalismo. Israel esta solo, ahorra ante el Padre eterno, coma al comienzo de la Biblia. La Biblia borra el tiempo de la memoria, evoca para abolirlo las desgracias del pasado, esos accidentes de la historia, y acoge favorablemente al hijo prodigo. Así queda borrada la presencia secular de los árabes en toda es tierra; la denominación árabe de las ciudades y regiones queda abolida del vocabulario y de la memoria del pueblo. Malditos sean quienes intenten turbar esa intimidad, esa felicidad sagrada, santificada por la vuelta a la Tierra Prometida: ellos recibirán el castigo de Dios. Múltiples voces israelíes, de rabinos o laicas, lo proclaman incesantemente con la Biblia en la mano. La profecía corresponde a nuestros días y uno queda confuso, sin voz, sin esperanza alguna de comprender el porqué. I A qué silencio se ha reducido a aquellas comunidades que velaban por la pureza de la fe, y que de un extremo al otro del mundo -en nombre de la más auténtica tradición del judaísmo supieron combatir ferozmente contra la creación de cualquier Estado judío

Los Tanques de Salomón


Cántico de los cánticos. Paradoja de las Paradojas. Dios mas la técnica, la tecnología, como se ha dicho del socialismo, es cualquier cosa mas la electrificación. La materialidad científica dormida, organizada explotada, en medio de una espiritualidad reivindicada como privilegio sin mancha, de derecho divino.
El paracaidista, ese heraldo de los tiempos modernos, se ha convertido en símbolo actual del judaísmo! por que seguir por ese camino? me acuerdo de una foto muy elocuente, tomada durante la guerra de 1967: infinitos zapatos abandonados sobre la arena del sinal, dejados por los soldados egipcios al huir tras su derrota. Incontestable superioridad de Israel! Pies descalzos sobre la tierra santa, símbolo que pasa al otro lado, cerrado en su mensaje, aplastado por unos tanques marcados con el sello de Salomón. Recuerdo también esta fabula que nunca nadie ha contado, sin duda porque en ella hay algo de verdad: un día el viejo occidente, ya en su lecho de muerte, hace llamar a un joven milagrosamente rejuvenecido y le dice:” he intentado matarte en vano, pero debo confesártelo todo. Perdóname! Al final de mis días, sufro el tormento de los remordimientos. Por eso te nombro mi hijo y heredero, y pongo en tus manos los secretos de mi poder. Ve, apresúrate a vengarme de todos aquellos que se atrevieron a desafiarme “.” frívolo! como se puede hablar con tan poca seriedad de tan Graves cuestiones? Ese tono supuestamente imparcial no es más que una impostura, una evasiva para evitar lo esencial. Diga sin rodeos que esta usted contra Israel, que en lo más profundo de su corazón, guarda un rencor implacable, que aunque no se atreva a decirlo, su desaparición seria para usted, SI no una gran alegría, cuando menos un motivo de alivio. Diga cuanto esconde en su alma, en su silencio y ausencia de claridad, y que usted no puede ver a los judíos (incluido usted mismo) fuera de la triste noche del ghetto y la judería, como cochinillas mugrientas temblando de miedo. Reconozca que renuncia oscuramente al progreso, a la libertad, a una patria independiente, a la consecuci6n de un sueño milenario: 'Mañana a Jerusalén'. Para usted el judío es la eterna victima expiatoria, ofrecida en un holocausto incesantemente renovado, un rostro cubierto de cenizas y lamentaciones, el ser elegido por la desdicha y el sufrimiento, el hombre de la traición y del dinero, 0 ninguna otra cosa. Usted se siente irremediablemente atraído por la negación y la nada. Es burdamente maniqueo, a costa de la ignorancia, la mala fe y el engaño: el mal esta en Israel, en el Sionismo: el bien en el mundo árabe, los palestinos y los defensores de su causa. Ese mundo árabe que describe en términos paradisíacos. Su Inmenso deseo de no ser mas judío le conduce a los mas graves abusos, y si no tiene usted la nobleza de aquel gran rabino... que acaba por convertirse al Islam, no le queda otra posibilidad que el discurso de la perfidia y del renegado".
Permitidme pues que me explique, ya que a ello soy conminado. Pero en primer lugar, adviértase que en una reflexión múltiple y diversa no es posible, evidentemente, agotar los infinitos matices del tema. Contra el realismo político brutal, fundado en relaciones de fuerza y de violencia, en el delirio y en el caos de ideologías opuestas, donde todos los cálculos quedan invalidados y la ceguera impone una oscura noche, ,qué posibilidades hay de escapar de la reclusión en una postura militante' Mil miradas nos escrutan, custodiándolos en prolongada espera desde sus fortalezas, prestas a discurrir cualquier movimiento y dar la alarma, preparadas para gritar a la carga, hágase lo que se haga, desde el momento en que uno llega del exterior.
"Después de Auschwitz, no se puede pensar igual que antes" Esta frase de Teodoro W. Adorno fuera de contexto, se ve degradada por su utilización ideológica, con o sin fines propagandísticos explícitos. Vidal-Naquet advierte: "Ia Ideología puede parecer exagerada, puede encontrarse exasperante la presión moral que se ejerce sobre cada judío que visita Israel para que se instale en el país, y pueda resultar enervante una propaganda que todo lo utiliza, desde la arqueología hasta Auschwitz, para justificarlo todo...(3) Deberíamos sobre todo indignamos pedir el mas elemental respeto por la memoria de los muertos de Auschwitz, y de todas las demás victimas del nazismo -judíos o no-, porque eso tampoco debe olvidarse; hay que impedir que ello se convierta en propaganda política, en argumento ideológico, en comercio de votos como ocurre en Francia y otros países
La envergadura de esta operación de desviación y manipulación es insólita. Se nos prohíbe pensar como antes, e incluso hasta pensar quien critica al estado de Israel atenta contra la memoria de Auschwitz; trabaja, lo desee o no, en función de nuevos holocaustos.
Umbral de pánico visceral. Quien puede seriamente desear la destrucción de Israel a sangre fría, sea o no judío, como objetivo político asignable ?es algo tan admisible como la actual determinación de exterminar al pueblo palestino, de negarle el reconocimiento de sus derechos. Umbral de visión lucida: un estado que se establece sobre la violencia y uso de la fuerza se expone a su propia destrucción desde el momento en que su superioridad en ese plano ya no pueda mantenerse. la muerte del otro no es una garantía de supervivencia .poder y buena conciencia :si el primer termino tiende ineluctablemente hacia sus propios limites, el segundo tiene como misión enmascarar ese extremo, y ocultar a fin de cuentas la causa de todos los peligros.

Utopía y Guillotina del Sionismo

Sabemos bien de donde venimos, y nos reconocemos a nosotros mismos en esa transparencia. De modo que no podemos perdonar, y solo nos queda sublevarnos con todo nuestro ser cuando vemos y evaluamos la magnitud de la tragedia, de la separación, de esa sangre que nunca debiera haberse derramado. ¿A quién acusar? AI Sionismo, sin ninguna posibilidad de duda ni el menor titubeo. ¿Qué ha ocurrido en esa Palestina cuyo nombre se mantiene abierto, como estremecedora pregunta, en el limite de la vida y de la muerte? ingenua pregunta, puesto que la historia está escrita y todo ha quedado ya dicho. Y con todo, no hallamos descanso en ninguna respuesta; el aguijón de una busqueda incesante nos hostiga una vez más, nos impulsa a proseguir. ¿Qué había en el corazón y en la mente de los pioneros sionistas? ¿Qué hubo antes de que la utopía se convirtiese en guillotina de la historia, y de que el ideal se trocase una vez más en su propia negación? Pregunta demasiado ingenua, puesto que da por supuesta la pureza ideal de un movimiento, que había surgido a partir de un origen determinado, para seguir después una revolución lineal lógicamente encadenada en cada una de sus etapas. Ingenuidad casi pueril cuando se observan las complejas configuraciones que gravitan en el cielo de esa tierra santa, en torno al eje del proyecto sionista. Configuraciones cuyo alcance es preciso evaluar por los signos que nos ofrecen, desde el momento en que estamos convencidos de que no pueden reducirse a la concreción esquemática de un proyecto fundador. La odisea sionista, fue compleja, eminentemente compleja en su origen, antes de que la institución del estado la redujese al papel servil de propaganda ideológica burda y ejemplar.
Cuando los teólogos judíos abandonan Europa (la Europa central y sus ghettos), se pierde la vinculación con lugares donde la asimilación parecía todo un éxito, como Alemania. El teólogo, figura ejemplar. No es un oscuro rabino, sino un intelectual, con frecuencia revolucionario (o al menos muy cercano a los movimientos revolucionarios marxistas que sacudieron Europa tras la revolución rusa de 1917). Su palabra se vuelve la ambigüedad misma. El curso de los acontecimientos adquiere una forma torrencial; el sionismo acarrea los más diversos materiales, arrastrados de los distintos lugares que atraviesa a su paso. También se forman nudos, puntos de detención que modifican la corriente, provocando cambios inesperados e iniciando nuevos trayectos. El teólogo entra en conflicto con el materialismo marxista, pero retiene humanitariamente la cuestión socialista: resultado hibrido, el mesianismo de doble faz. Se desvincula de esta Europa como movido por un presentimiento. No ha llegado aún la hora trágica del genocidio nazi y se disuade, en medio de la confusión, de la asimilación. Eflorescencia, abundancia de una Planta hibrida: súbitamente volcado al judaísmo -en los limites de su pureza original aspira a la materialidad del estado como cuerpo inesperado de la espiritualidad, y esperando volver a ella la abandona, dimensión fantasma tica del Regreso!
Intenta descubrir, a partir de algún lugar, de alguna tierra, la significación histórica del exilio, la propia fijación geográfica que le permita justificar su empresa, pero así como no logra superar la llamada de aquél, tampoco puede evitar la caída en la que después quedara al descubierto. Renuncia a una identidad nacional, la rechaza para forjar otra inexistente: no quiere ser alemán, ruso o polaco, sino judío, como si hubiera dejado de serlo (y entonces habría que interrogarse a fondo sobre esta privación y su sentido). El mesianismo se enturbia con impurezas, y entra en la peligrosa esfera de lo político mediante el juego de una cascada de alienaciones. Idealista, generoso, hijo de una gran cultura, busca legítimamente solucionar la trágica suerte de las masas populares judías de la Europa central, y para ello desembarca en Palestina. No es palestino, no, lo es de ninguna manera, y no tiene derecho a esa tierra. Nada tiene en común con su cultura ni con su realidad física y humana. Paso limite, giro decisivo, asombrosa serie de alienaciones inaudita! En medio de todo ello, la negación del árabe en el plano metafísico, el rechazo a reconocer su dignidad humana, que sirve para legitimar su aniquilación física. Nuestro teólogo no ha abandonado por completo Europa como pretende, puesto que ha traído en sus maletas el breviario del racismo, delicadamente envuelto en el lenguaje de la buena conciencia. El árabe es un ser inferior, como lo prueba un imperativo teológico, y el judío árabe, contaminado por la mancha oriental que lleva, también lo es, con la sola diferencia de que tiene posibilidades de redención por la gracia de los judíos ashkenazes de pura raza. Evoquemos esta elocuente descripción : “Un serio y amenazador problema se plantea por la inmigración proveniente de África del Norte .Se trata de la inmigración de una raza que hasta hace poco desconocíamos en este país .m Es un problema con muy alto grado de primitivismo, cuyo nivel educativo es cercano a la ignorancia absoluta mas grave aun es su incapacidad de abordar todo tipo de tarea intelectuales hallan completamente dominados por pasiones instintivas y salvajes “ .Como para borrar las huellas de una persecución secular, y conjurar así la obsesión y el rencor del racismo, nuestro teólogo –colmado de trágica alineación – vuelve ese racismo contra el árabe y contra su propio correligionario, el judío árabe Pero por el momento eso no llega a manifestarse plenamente, estamos ante el ensueño de un proyecto en sus comienzos, en el limite indeciso de la utopía .Por el momento en el alba de estos proyectos, la Biblia descienda hasta la tierra de elección ,como las tablas de Moisés, y nuestro teólogo reanuda, colmado de dicha, el dialogo con el Eterno, eclipsando las marcas de la ruptura y la nostalgia de alejamiento. Bebe la espiritualidad de las mismísimas fuentes. Dueño de una lectura, de una interpretación exclusiva y autoritaria ,convierte a la Biblia en manual de conquista colonial, haciendo oídos sordos a autorizadas voces que se indignan por ese sacrilegio .Pero poco importa, porque esta presto a hacerse ateo .El demonio que de él se ha apoderado confúndelos limites, as fronteras entre Dios y el Diablo. El milagro se ha hecho en todo caso realidad, posee la transparencia de las cosas presentes, cotidianas: se convence de ello y se felicita por descubrir allí los signos de la legitimación. Socialista, igualitario, comunitario, ocupa una tierra declarada vacante y maravilla del mundo con el símbolo de ética austera, de pobreza y sacrificio heroico: el kibutz. De aquí en más todo queda dicho .Se avanza contra el desierto, contra el fatalismo de la pereza; la inhóspita arena se cubre de jardines, frutos, flores y promesas edénicas.


Empresa Colonial


La destacable de toda empresa colonial es su capacidad de eludir la presencia del pueblo sometido, intentando reducirla a una cuestión de instigadores, que efectúan algunos disparos o se debaten en su entupido empecinamiento contestatario. No importa pues lo que todo esto signifique para el pueblo Palestino. Ha habido grandes sublevaciones, esta también la amenaza armada, pero eso no es mas que ruido y furor. Después de todo, el hombre de que hablamos -teólogo a ateo-, pionero de la nueva era, sabe manejar tan bien el arado como el fusil, según el tópico corriente. Es terrorista, pero esta preparado para olvidarlo fácilmente. Lucha con todas sus fuerzas por su territorio ocupado, ignorando voluntariamente el derecho de los pueblos a disponer de si mismo, aunque guarda en su poder otro mandato de origen divino, para realizar otra agrupación cuando le llegue la hora.
Cabía sin embargo esperar, en este combate liberador, que ese soldado de Días hiciese alianza con el palestino, único propietaria legítima de ese suelo, y único en ser auténticamente sometida, expoliado y privada de sus legítimos derechos. Ingenua Ilusión, espejismo de un lenguaje paria no. Leed la Biblia: Israel ha vuelto a recobrar lo que es suyo. Pronto llegara la hora de fundar un Estado, de celebrar las bodas entre la teología y la idolatría.
La imaginación más delirante puesta al servicio de la mala fe. Ese retrato, señor no es mas que una odiosa caricatura, de hecho ajena a la realidad y a la verdad histórica.
Y ya que hemos apelado a la historia, digamos que su verdad seria mucho más abrumadora si se supiera seguir los documentos acumulados con el paso del tiempo, con toda objetividad, y si la misma historia no fuera escenario de disputas ideológicas, coto cerrado de confrontación de ideologías.
Prosigamos pues, evitando el escollo de la polémica, de la denuncia que fatalmente exige una respuesta en idéntico lenguaje.
Obsesiva fascinación que nos interpela, sabiamente nos hace volver a supuestos comienzos, para conjurar la fatalidad de los nuevos comienzos y garantizar el dominio del espíritu tú por encima de la genealogía de las negaciones, de las mutaciones negativas. Utopía ¿por qué no? si ella, y solo ella, nos ofrece la posibilidad de sobrevivir. Qué ha ocurrido pues con esta Palestina en la que ya todo ha ocurrido, en la que la humanidad se resume en si misma y para si misma. Qué ha ocurrido en estos primeros anos decisivos, en los que la historia irrumpe en el orden de una era sensata, de meditación y recogimiento, donde, por una súbita aceleración, la Biblia vuelve a las primeras paginas, mediante la violencia de una decisión que de allí en más hará pensar par encima de su sentido original de hipoteca de un proyecta político. El sionismo cobra viva efectiva, y los pioneros del movimiento ponen manos a la abra. Que ha sida de aquella ejemplaridad'
Qué sentido le podemos dar hay', i para qué hablar de ella, ahora ¿que sabemos la que en realidad es?
¿Qué importa el pasado? Solo el presente cuenta. Lenguaje unidimensional, precisamente específico de la ideología, revelador de un pensamiento sistemático, totalitario, que no admite diferencia alguna. Matriz de la violencia, fecundación del terrorismo: la uno a la otro, Uno y Otro deberá desaparecer. Negación de cualquier distancia, de cualquier espacio abierto a la relación y al dialogo. Identidad de la muerte. Vuelta a esa Palestina en el privilegiado momento en que todo comienza, donde nada ha quedado definitivamente resuelto. Si al menas hubiera sida posible dudar de la complejidad de la situación, de las virtualidades que entrañaba la ejecución de Inextricables intenciones desdecirás, de luchas nacionales en los ordenes más diversos y contradictorios: político, religioso…



Del Misticismo a la Política



He aquí un texto de Gershom Scholem particularmente significativo, tomado de una carta que le escribiera a Walter Benjamín: "primero de agosto 1931: '...Lamentablemente solo puedo contestarte exponiéndote la situación extremadamente difícil en que nos ha dejado este congreso. A decir verdad, la divergencia radical que existe entre mi concepción del Sionismo -orientada hacia la renovación del judaísmo- que yo acepto en definitiva que se califique coma místico-religiosa, por una parte, y el Sionismo empírico, fundado en la distorsión que representa la perspectiva –irrealizable y provocadora- de una supuesta "solución política de la cuestión judía" por otra parte, se me ha hecho evidente en el transcurso de la evolución sufrida durante los dos últimos anos, evolución que liego a su punto culminante con las resoluciones del último congreso. Por cierto, el Sionismo como movimiento siempre ha representado mucha más que su forma de organización práctica. Pese a todo, durante los últimos anos anteriores siempre hubo, para los que piensan coma yo, una posibilidad de promover nuestra causa, que en un principio nada tenia que ver ni con los ingleses ni con los árabes, dentro de esta organización. Más exactamente, eso nos era indiferente (al menos desde 1920), ya que el advenimiento histórico del Sionismo quedaba en todo caso garantizado desde el punto de vista de su legitimidad. Pero después de que en los últimos anos las fuerzas de la reacción pura se han impuesto a su manera en el seno del Sionismo, tanto política como moralmente, y de que en este congreso se han tomado decisiones tocantes a este aspecto del asunto, yo y algunos otros hemos entrado en una aguda crisis con el movimiento Sionista. Por mi parte no creo que exista una solución de la Cuestión Judía en el sentido de normalización de los judíos, ni pienso que la cuestión pueda resolverse en Palestina en ese sentido. Lo que para mi siempre ha sido y sigue siendo evidente, es el solo hecho de que Palestina es necesaria, y eso me basta, cualesquiera que sean las expectativas de unos y otros y tras formular algunas apreciaciones respecto de ese congreso, cuyas resoluciones convendría estudiar, Gershom Scholem agrega: "cuales son las fuerzas que están a punto de provocar el fracaso del Sionismo' No es nada difícil afirmarlo, pero no sé si me entenderás: el Sionismo muere por haber ganado. Ya ha conseguido sus victorias en el plano espiritual., perdiendo así la posibilidad de lograrla, en el plano material. En efecto ha colmado mediante enormes esfuerzos, una función que de ningún modo le estaba prevista. Con ello hemos ganado muchísimo. Nuestra existencia, nuestra triste oportunidad, que el Sionismo quiso estabilizar de manera Inmutable, ha quedado reafirmada una vez más en el tiempo para las dos próximas generaciones, pero para conseguirlo debimos pagar el más terrible precio. Puesto que incluso antes de haber realizado e impuesto la conexión con el pasado en las costumbres y en la lengua del país, ya habremos perdido las fuerzas al ir a un territorio por el que nunca habíamos sonado con luchar. Cuando el Sionismo se vio vencedor en Berlín, estando completamente" en blanco desde la perspectiva de nuestra tarea ya no pudo ganar Jerusalén…
Librándonos a la vana pasión de una vocación públicamente expuesta, nosotros mismos hemos convocado a las fuerzas de destrucción. Nuestra catástrofe comienza a partir del momento en que esa vocación fue profanada y prostituida, en que se ha renunciado a desarrollar la comunidad en su legítima oscuridad desde que la traición de los secretos valores que nos congregaban se ha convertido en un aspecto positivo de Ia propaganda diabólica. Desde el momento en que nuestra causa se ha hecho demasiado visible, la hemos expuesto a la destrucción…El Sionismo ha despreciado la noche. Ha transpuesto el engendramiento, que debiera" haber sido su objetivo supremo, sobre un foro mundial en el que había demasiada luz, y en el que exigencias vitales degenerarían en una prostitucion de los últimos restos de nuestra Juventud". No era ese el lugar que habíamos, ido a descubrir, ni era ese el fuego alrededor del cual deseábamos inflamarnos"... entre Londres. y Moscú, nos hemos extraviado por el camino de Sino para encontrarnos en el desierto de Arabia. Por nuestra presunción hemos cortado el camino que conduce al pueblo. Así, todo lo que nos queda es la productividad del que zozobra, y del que lo sabe”.
Habéis leído bien, es Gershom Scholem quien ha escrito esta carta, describiendo con notable lucidez el dramático recorrido de un proyecto, el proyecto Sionista, cuando desde, sus mismas fuentes, desde su trascendencia espiritual, se precipita hacia su desviación, su lenta degradación, a su negación, que el mismo ha engendrado. Lección Implacable Tragedia de una lucidez, combinada con ciertas reservas, que súbitamente se desvanece en las tinieblas de una ceguera incontestable. es preciso añadir por ahora algo mas?'.

Taducción:Driss Jebrouni

(1) Vidal.Naquet. Pierre: Les Juifs, là Memoire et présent. Paris, 1981.
(2) Adamo: Dialéctique negative.
(3) Vidal-Naquet. Pierre: op. cit. p. 148.
(4) Gecshom Scholem: Walrer Benjamin, Histoire d'une Amitié, Calman-Levy, p;q. 194.

 
At 3:25 p. m., Blogger LUNA said...

LA PATOLOGIA DE LA MEMORIA (memoria rota de los judios del norte de Marruecos)



LA PATOLOGIA DE LA MEMORIA,
de Edmond Amran el Maleh

Bajo el título de Memoria rota de los judíos del norte de Marruecos (EL PAÍS, 29-03-06) y con motivo del cincuentenario de la independencia de Marruecos, la escritora Esther Bendahán realiza un análisis pretendidamente histórico sobre los judíos del norte de Marruecos. Sigamos su recorrido, que nos conduce a un juicio inapelable, resumido en esta fórmula lapidaria: "De los judíos que allí vivieron durante siglos, sólo queda la memoria rota". He aquí una extraña patología de la memoria que deja perplejo. Pero veamos las cosas de cerca. En su obra de obligada referencia, Une histoire de famille, Joseph Toledano desvela que Dahan o Bendahán es un patronímico de origen árabe, relativo al oficio de pintor, barnizador, un apellido muy común compartido por judíos y musulmanes.
Por otro lado, la escritora es originaria de Tetuán (salvo error por mi parte), una ciudad heredera de la cultura andalusí, difícil de presentar en fragmentos, pues introduciría separaciones en esa cultura real, sólidamente asentada desde siglos, en la que se manifiestan las aportaciones judía, andalusí, árabe, bereber o castellana, en un entramado complejo de enorme creatividad.
Continuemos. Sírvanos por el momento una información muy significativa: Esther Bendahán usa como argumento, ya en las primeras líneas de su artículo, el reciente viaje efectuado a esa ciudad, probablemente en 2005, por unas trescientas personas que visitaron lo que queda de la judería y del cementerio. Precisa que esta visita se hizo bajo la protección de la Policía y del Ejército, ¡nada menos! Pero no menciona que ese cementerio, que tras tantos años no ha sido abandonado ni saqueado, es el testimonio vivo de una presencia milenaria en esta tierra. Sus tumbas son sencillas lápidas cubiertas por dibujos antropomórficos, símbolos enigmáticos de una cultura extraordinariamente original. Olvida que con el aval del Estado de Israel, los activistas sionistas, para borrar toda huella de la presencia judía en Marruecos, como en otros países, se dedicaron a desenterrar los restos de los rabinos para transferirlos a Israel. ¿Quién entonces se afana en eliminar y destruir el testimonio de esa presencia milenaria judía, parte integrante de la realidad del país?
Quizá por la misma época de la visita escenificada por la escritora como llena de peligros, para señalar que ahí yacía "esa memoria rota", tenía lugar en Tetuán una manifestación muy significativa. La Fundación Edmond Amran el Maleh acababa de organizar, el 2 de junio de 2005, un coloquio sobre el patrimonio musical andalusí y la contribución de los músicos judíos marroquíes. Las sesiones se desarrollaron en un ambiente festivo en la Delegación Provincial del ministerio de Cultura, clausurándose con un emocionante concierto interpretado por la orquesta del Conservatorio, que permitió a los asistentes disfrutar por primera vez de algunas composiciones de esos mismos músicos judíos, herederos de la tradición judeo-andalusí. El acontecimiento fue ampliamente recogido por la prensa nacional, y no es necesario extenderse más para convencerse, contrariamente a las aseveraciones fantasmáticas que expone la escritora, de que no hay nada que pueda testimoniar de esa "memoria rota"... Dicho de otro modo, nada que permita afirmar la destrucción de las huellas de la memoria de la presencia judía como elemento constitutivo del país.
Para botón, basta la muestra de las actividades que desarrolla la Biblioteca General de esa ciudad. Su director, Abdelaziz Achahbar, tenaz investigador, lleva un combate incesante por la salvaguardia del patrimonio judeo-andalusí, custodiado en un fondo que, además de su Cuadernos y otros valiosos manuscritos, cuenta con monografías eruditas sobre poesía, romanceros o composiciones musicales. Recientemente ha publicado un texto, con reportaje fotográfico incluido, en el que demuestra que el Mellah de Tetuán, su judería, caballo de batalla de la argumentación de la señora Bendahán, nunca fue un gueto de reclusión, sino unos barrios en el seno mismo de la medina, abiertos a la circulación y al intercambio. Incluso vivían en él familias musulmanas. ¿Qué ha conducido a la escritora, a través de ese gesto, que casi podríamos calificar de autodestructivo, a esa suerte de negación de una cultura de la que, sin embargo, es heredera? Se advierten a lo largo de su análisis, contradicciones involuntarias que demuestran la confusión y la falta de fundamento de un escrito que, por desgracia, se asemeja mucho a toda una corriente de literatura que lleva el mismo sello: una negación de nuevo cuño cuyo origen puede situarse en la matriz de la ideología sionista. Se manifiesta en un comercio floreciente de libelos y otros escritos empeñados en querer presentar a Marruecos como un infierno para los judíos, que se sentirían aquí como un cuerpo extraño esperando ser liberados.
No está en mi ánimo iniciar una polémica inútil que iría en contra de la preocupación por preservar cierta verdad. Pero es forzoso constatar que cuando la señora Bendahán aborda la cuestión de la emigración masiva de judíos marroquíes, verdadera tragedia que comenzó en 1948 con la proclamación del Estado de Israel, guarda silencio sobre las responsabilidades determinantes de éste y de sus organizaciones sionistas, que emprendieron un intenso trabajo de propaganda y obra de zapa en ciudades y entre las comunidades beréberes del Alto Atlas, sembrando el pánico y obligando a salir del país a poblaciones enteras. De esta tragedia, Esther Bendahán sólo se acuerda del naufragio del Piscis en aguas de Alhucemas, el 11 de enero de 1961, en el que pereció casi la totalidad de los emigrantes clandestinos judíos marroquíes que en él viajaban. Presenta y califica textualmente el acontecimiento de tragedia que "marca profundamente a los judíos marroquíes y en Israel son los héroes de esta comunidad", en la misma línea de los círculos dirigentes israelíes y sionistas que quisieron convertir el naufragio del Piscis-Ergos en el símbolo que selló un momento crucial en la historia de los judíos marroquíes. Después de este suceso, las salidas masivas del país pudieron realizarse con el consentimiento tácito de las autoridades. Habrá que decidirse un día a denunciar los sórdidos regateos que permitieron cerrar los ojos ante ese éxodo, contrario a los intereses del país y a la justa causa del pueblo palestino, al suministrar al Estado de Israel hombres y mujeres que dieran consistencia a su ocupación colonial, además de una fuente de mano de obra barata.
La señora Bendahán concluye por un reto: "Que sean los ciudadanos marroquíes (...) quienes sepan distinguir el conflicto con Israel de la violencia antisemita en contra del pueblo judío y se enfrenten por propia iniciativa y con vigor a las atrocidades cometidas por los fanatismos". Puede estar segura de que Marruecos, desde el pueblo colectivamente hasta su más alta autoridad, Mohamed VI, nunca ha cedido a ninguna tentación de mezclar su apoyo sin fisuras a la causa del pueblo palestino con cualquier forma de antisemitismo. Fue la nación en su unanimidad la que se levantó sin distinción ninguna en mayo de 2003 para condenar los atentados terroristas de Casablanca, y ello a pesar de la virulencia de las prédicas extremistas. ¿Dónde está pues ese fanatismo que quita el sueño a Esther Bendahán?
Edmond Amran el Maleh (Safi, 1917) es novelista y ensayista marroquí. Es autor de Recorrido inmóvil (Ediciones Libertarias-Prodhufí)

 
At 1:39 p. m., Anonymous Anónimo said...

Voces desde Israel

Alberto Piris

Estrella Digital Tanya Reinhart, acreditada analista del conflicto palestino-israelí, fue profesora de Lingüística en la universidad de Tel Aviv. El descriptivo y demoledor título de su último libro podría traducirse así: “La hoja de ruta a ninguna parte”. El subtítulo aclara su contenido: “Israel/Palestina desde 2003”. Cuando la brutalidad con la que actúa el gobierno de Israel contra el pueblo palestino alcanza límites insoportables, es alentador encontrar una pluma judía capaz de romper con sus escritos el muro de la desinformación y abrir grietas en el acorazado grupo de presión proisraelí que en los más poderosos medios internacionales de información distorsiona la realidad cotidiana de Palestina. Considera Reinhart que el sistema político israelí ha entrado desde el año 2003 en “un proceso gradual de desintegración” y no pone reparos en recordar un informe del Banco Mundial que en abril de 2005 calificaba a Israel como uno de los países más corrompidos e ineficaces del mundo occidental. Afirma que es cada vez más evidente el hecho de que las fuerzas armadas son el factor dominante en la política israelí y determinan las decisiones del gobierno, incluso las que poco o nada tienen que ver con la defensa. Opina que se ha desarrollado al máximo la idea de que “la guerra se puede comercializar como una infatigable búsqueda de la paz”. Es así como Israel coincidiría con la paranoia de Bush sobre la guerra universal e interminable contra el terror, que tanto contribuyó a acrecentar su popularidad entre los votantes en EEUU. Coincide también con los que sospechamos que la militarización de la sociedad judía, notable desde los orígenes del Estado de Israel, alcanza hoy extremos que permitirían dudar de su naturaleza democrática. No le tiembla el pulso a la autora al describir como un “proyecto masivo de limpieza étnica” la política de Sharon al rodear Cisjordania con un muro que aísla a las gentes de los campos que cultivaban y que entorpece su vida diaria, propiciando la emigración. Hay que recordar que ni siquiera Gaza, cuya ocupación militar concluyó formalmente, es hoy otra cosa que una enorme prisión en la que ya han muerto más de 300 palestinos desde que a finales de junio pasado se inició la última fase de esa guerra, espasmódicamente activa desde 1948, y de la que han estremecido al mundo las imágenes de las mujeres-escudo que pretendían proteger a los luchadores de Hamás que combaten por la independencia de su pueblo. Un aspecto positivo del libro citado, que alimenta la esperanza en una futura solución de este prolongado conflicto, es que se ha escrito basándose en informaciones libremente publicadas en Israel y al alcance de cualquier ciudadano, lo que no podría decirse sobre otros conflictos, como el de Rusia en Chechenia, fuertemente censurados y ocultados a la opinión pública. Es curioso constatar que la autora percibe dentro de Israel más libertad y apertura informativa sobre esta guerra que lo que aprecia en el mundo occidental, donde las noticias suelen aparecer más atenuadas. En una entrevista declaró: “Hay cosas que parecerían atrocidades en Occidente pero que en Israel son rutina diaria”. Y aunque aprecia obstáculos y dificultades para la libertad de expresión (ella tuvo que abandonar la universidad por presiones políticas a causa de sus opiniones), nos muestra que la sociedad israelí no ha amordazado todavía las voces críticas que pueden hacerle meditar sobre los errores cometidos. Su reflexión sobre la influencia de los medios en este conflicto es clara: “Los hechos muestran los límites de la propaganda: se puede fabricar silencio o asentimiento, pero no se puede construir una conciencia”. Es a lo que ella aspira con sus escritos y declaraciones. Oigámosla: “Como israelí, creo que este forcejeo [para hacer oír su voz] da también esperanza a los israelíes. La política de Israel no solo amenaza a los palestinos sino también a los israelíes. A la larga, esta guerra por el territorio es suicida. Un pequeño estado judío con siete millones de habitantes (de los que 5,5 son judíos), rodeado por doscientos millones de árabes, se está convirtiendo en el enemigo de todo el mundo musulmán. No hay seguridad de que tal Estado pueda sobrevivir. Salvar a los palestinos significa también salvar a Israel”. La resolución del conflicto que hace ya varios decenios derrama sangre sobre la tierra palestina no está en la guerra constante de Israel contra los árabes; ni en las armas nucleares con las que cree garantizar su supervivencia. Tampoco está en los buenos oficios de EEUU, cuya opinión pública ignora lo que allí sucede y cuya clase política cultiva desmedidamente el voto proisraelí. Ni en Europa, incapaz de gestar una política exterior común y eternamente acomplejada frente a Israel por la pesadilla del holocausto. La paz solo reinará en esa conflictiva región cuando desde dentro de Israel cobren vigor y relevancia las voces templadas y ecuánimes, como la de Tanya Reinhart, y sean capaces de influir en la política de su país, imponiéndose al discurso militarista y violento que allí domina y que ha logrado que la corta historia del Estado esté jalonada predominantemente por el estruendo de las armas en una interminable sucesión de guerras que a nada conducen.Volver arriba');//-->SAMIR BOUSSOUFAvanzadoRegistrado: Jul 03, 2006Mensajes: 106Ubicación:
Roquetas de Mar-AlmeríaPublicado: Dom Nov 12, 2006 5:09 am Asunto:

DESDE LA UNIÓN EUROPEA
Declaración de Judíos Europeos por una Paz Justa La Unión Europea debe tomar fuertes e imparciales medidas contra la catástrofe humanitaria en Gaza Rebelión Traducción de Julia Majlin En los últimos meses, las acciones del ejército israelí culminaron en un insostenible nivel de represión y persecución a la población palestina en Gaza.. Las operaciones, cínicamente denominadas en los meses de verano “Operación lluvia de verano”, y ahora con el nombre “Operación nubes de otoño”, trajo la muerte de cientos de palestinos, sin mencionar el número de heridos ó mutilados de por vida. Solamente en esta mañana, 19 palestinos masacrados por el ejército israelí en el norte de la Franja de Gaza donde mujeres y niños fueron la mayoría de las víctimas de estas atroces acciones. ¿Se lleva a cabo todo esto en nombre de la seguridad? Las incursiones sobre Gaza de las fuerzas armadas de Israel no pueden ser justificadas con la excusa del lanzamiento de los cohetes Qassam o por haber tomado como rehén al soldado Gilad Shalit. Más aún, la arbitraria e inconmensurable violencia del ejército israelí probablemente pone aún más en peligro su vida.. El uso de las nuevas, letales e ilegales armas denominadas DIME (en inglés denso metal inerte explosivo) no se justifican en absoluto. Es obvio que los constates ataques, tanto físicos como psicológicos, no tienen otra razón que sembrar el miedo, demostración de fuerza y destinadas a quebrar la voluntad del pueblo palestino en su legítima resistencia a la ocupación. Hamas no llamó a realizar acciones de venganza, pero sí pidió intervención internacional. ¿Cuántos más palestinos deberán morir antes que la comunidad internacional asuma sus responsabilidades? De acuerdo a los estatutos de las Naciones Unidas, Israel, como cualquier otro miembro de la comunidad Internacional, debe ser juzgado, ser responsabilizado e impedido de imponer guerras no declaradas, de la matanza de civiles, de devastación de la naturaleza y de la destrucción de la industria y la infraestructura de sus vecinos. Como ciudadanos europeos no es nuestra voluntad permanecer en silencio sobre los crímenes cometidos contra una población cautiva, un pueblo ocupado, que son víctimas de los acontecimientos de la historia europea. Como judíos, no cometeremos el mismo error del que hemos culpado a otros, el silencio sobre los crímenes contra la humanidad. En la tarde del 9 de noviembre, el monstruoso pogrom de 1938, declaramos fuerte y claramente que el estado de Israel,, con estos actos, desacredita el nombre y la reputación de los judíos en todas partes. Es esencial que estos fuertes, decisivas e imparciales medidas deben finalmente ser tomadas por la Unión Europea a fin de obligar a Israel a adherir a las leyes internacionales. Esta es una larga y obvia deuda que los países de Europa tienen con Israel y debería romper los vínculos amistosos y las relaciones comerciales mientras Israel no adhiera a los tratados básicos de los derechos humanos y continúe con sus crímenes de guerra. Nosotros demandamos que la Unión Europea se disocie de la política de los Estados Unidos de Norteamérica en el medio Oriente y lleve a cabo una política independiente de paz de acuerdo a la Convención Europea sobre los Derechos Humanos. Nosotros reclamamos un debate sobre este tópico en el Parlamento de la Unión Europea como así también en los parlamentos de los países miembros. Demandamos que la Unión Europea transmita claramente al Gobierno de israel que la Unión no financiará ni respaldará a Israel mientras éste no llegue a un acuerdo justo de paz con el pueblo palestino, que sea provechoso para los participantes y para la paz en el mundo. Demandamos protección para el pueblo palestino en el sentido de emplazamientos de guardianes de la paz en Gaza y Cisjordania. Noviembre 8 2006

JUDIOS EUROPEOS POR UNA PAZ JUSTA
Comité Ejecutivo: Paola Canarutto Italia Dror Feiler (Presidente) Suecia Liliana Cordova Kaczerginski Francia Dan Judelson (Secretario) Gran Bretaña Fanny-Michaela Reisin Alemania Paula Abrams-Hourani AustriaVolver arriba');//-->RAQUELAvanzadoRegistrado: Jul 24, 2006Mensajes: 153Ubicación:

VENEZUELA
Publicado: Lun Nov 13, 2006 12:28 pm
Asunto:
Una respuesta
Me parecen interesantes estos textos enviados por Ange y por Samir. Como siempre lo he dicho entre judios al igual que entre los musulmanes, tambien tenemos dos bandos, hay quienes apoyan la lucha armada o mejor dicho la defensa del pais y de los territorios, por otro lado hay quienes apoyan la paz y el acuerdo sin violencia. RaquelVolver arriba');//-->laracheAvanzadoRegistrado: May 06, 2004Mensajes: 131Publicado: Lun Nov 13, 2006 3:46 pm Asunto:Por supuesto Raquel, tu eres una demostración de persona digna de todo respeto por tu sinceridad, cariño y siempre atención hacia el desvalido sea de donde sea y tenga la religión que tenga. En eso todos los de este foro sabemos y hemos notado el talante que siempre has demostrado. Nosotros damos salida a distintas voces de actualidad pero sin ningún ánimo de polemizar, sino más bien, para que se genere si es posible un buen debate y si no es posible, solamente informar que tras nuestras paredes de buena convivencia y serenidad, de años conseguido por esa convivencia precisamente, existen otros modos de convivir y pensar. Con cariño angeVolver arriba');//-
->SAMIR BOUSSOUFA
vanzadoRegistrado: Jul 03, 2006
Mensajes: 106Ubicación:
Roquetas de Mar-Almería
Publicado: Lun Nov 13, 2006 5:43 pm
Asunto:
Estimada Raquel, ante todo espero que esta vez no se me enfade como ocurre casi siempre al tratar este tema. Si se da cuenta, siempre he intentado usar argumentos de los propios autores judíos o cristianos y nunca he usado argumentos de autores musulmanes en el debate. Cuando habla de la defensa del país y de los territorios se referirá a los territorios ocupados por Israel, es obvio que no es una lucha armada al tratarse de una colonización según nuestro paisano y su correligionario Edmond Amran El Maleh. Por lo tanto, hacer un paralelismo entre las posturas de los musulmanes y de los judíos es tergiversar la realidad. Estamos ante colonizadores y colonizados, ningún musulmán pone en duda el hecho de que Israel es una fuerza de ocupación; entre los propios judíos también hay mucha gente que así la cataloga. Hablando de lucha armada, según Vd. tanto Hezbolah como Hamas son organizaciones terroristas. Las matanzas de civiles del ejército de Israel y de sus halcones a lo largo de su breve historia, la más reciente la de Beit Hanun, del pasado miércoles, quedó en la impunidad –como siempre- gracias al veto del Guerrero de la Libertad: USA. ¿¿¿ Estas matanzas son acciones heroicas del Ejercito de Israel, autodefensa o simple y llanamente Terrorismo de Estado??? De verdad, y sin ánimo de polemizar, le aseguro que igual que Vd. mi credo es el mismo que él del Sufí Ibn Arabi, pero yo distingo al amar, nunca amaría a la Alemania Nazi. Creo sinceramente que el camino para la paz es él de la fuerza de la razón y no de la Razón de la Fuerza. Shalom. SamirVolver arriba');//--
>RAQUELA
vanzadoRegistrado: Jul 24, 2006
Mensajes: 153Ubicación:
VENEZUELA :
Publicado: Mar Nov 14, 2006 11:02 am Asunto:
Para Samir
Hola Samir como estas? Por supuesto que sin animos de polemizar o de encasillarnos en discusiones que serian eternas, dimes y diretes, etc, etc. Por supuesto que nadie amaria a una Alemania Nazi o a una Rusia Comunista, pero en el caso de Israel versus paises arabes, siempre llevariamos los judios las de perder, en cuestion de opiniones. Israel siempre defendera su Nacion, ha entregado los territorios que ha considerado y han acordado entregar, peo nunca creo dejara que Jerusalem sea tomada por ningun pais arabe y por ningun otro pais como ocurrio ya en el pasado. Fuimos desterrados de ella en muchas ocasiones, han sido destruidos dos Templos y sin embargo Israel a pesar de tantas guerras como la de los 6 dias, la del Dia del Perdon, terroristas suicidas que atacan a inocentes en centros comerciales o restaurantes, matando niños y mujeres, ancianos y enfermos, siempre ha mantenido su hegemonia. Creo que se pueden llegar a acuerdos que tanto a Palestinos como a Judios les pueden ser beneficiosos, como lo trataba Itzjak Rabin q e p d, asesinado por un ultrafanatico judio ( que tambien los hay). El asesinado Presidente de Egipto Anwar El Sadat q ep d, tambien abogo por esta reconciliacion, el rey de Jordania prematuramente fallecido Hussein q e p d, quien logro fraternizar con el estado de Israel, hasta el punto que no temio nunca por su vida y por su integridad para asistir al sepelio de Rabin, el lider de la OLP Yasser Arafat q e p d fue otro que durante algun tiempo, logro conciliar con Israel y fue respetado y admirado en su tiempo. Hombres como los Reyes de Marruecos quienes siempre han respetado y han sido amigos del pueblo judio son los que hacen falta para llegar a esos acuerdos que harian que el pueblo Palestino y el Pueblo judio vivan en paz. Conste que no es de mi agrado como lo he dicho en anteriores ocasiones, hablar sobre temas politicos en este Foro, pero como dieron pie a esto, espero no hacerle sentir mal por mis palabras Samir. Y lo felicito por buscar a autores judios que no estan a favor de lo que hace el Estado de Israel, ya que la mayoria si lo estan, y debe ser dificil investigar para conseguirlos. Solo puedo decirte Samir que me siento muy orgullosa de pertenecer a estos Foros ya que he encontrado personas de gran calidad humana como Abdelghani, Mustafa, Zohra, Sam e incluso tu, pero creo que poner aqui como ya te he dicho antes el tema del Conflicto Arabe Israeli es dificil, ya que a pesar de yo haber nacido en Marruecos, vivir en Venezuela, mi corazon y mi alma son judios, y siempre estare del lado de Israel, tu en cambio naciste en Marruecos pero buscas tambien la manera de apoyar a tus correligionarios los palestinos, cosa que no veo mal, sino que demuestra que tienes sentimientos y el amor al Coran y tu religion hacen que los apoyes. Siempre mi padre q e p d me dijo que el tema de la politica no era buen tema de conversacion ya que los amigos pueden terminar enfrentados y eso no es lo que yo busco. Cariños Samir y cuando quieras y con mucho gusto seguiremos hablando. Raquel PD Samir tengo fe en Dios y creo que algun dia igual que en estos Foros estamos reunidos los representantes de tres religiones, en esta lucha tambien se lograra la union y el acuerdo.Volver arriba');//--
>RAQUELA
vanzadoRegistrado: Jul 24, 2006Mensajes:
153Ubicación:

VENEZUELA
Publicado: Mar Nov 14, 2006 12:47 pm
Asunto:
Israel y Hezbolá:
Una guerra no convencional
Israel y Hezbolá: Una guerra no convencional “La guerra entre Israel y Hezbolá es una guerra no convencional, pues no es una guerra entre dos Estados, sino entre un Estado, el de Israel, y una organización terrorista. De ahí que, de acuerdo con los cánones que rigen en materia de política internacional, sea difícil calificarla como guerra, y en eso tiene razón el gobierno de Israel. En verdad, se trata de otro tipo de guerra, de una guerra post-global, para emplear la expresión de Herfried Münkler (Die Neuen Kriege, Reinbeck, Hamburg, 1992), muy similar a aquella tan fantasmal, pero igualmente real, que libra Estados Unidos en contra de organizaciones terroristas como Al Quaida”, señala en nuestro Dossier el internacionalista chileno Fernando MiresVolver arriba');//

RAQUELAvanzado
Registrado: Jul 24, 2006Mensajes:
153Ubicación:

VENEZUELA
Publicado:
Mar Nov 14, 2006 12:51 pm Asunto:
Articulos de prensa y un tallerAqui la comunidad judia venezolana hace mucho tambien por lograr esa paz palestina israeli. Aqui te mando algo relacionado a un taller que se realizara en Caracas. Inaugurado taller El papel de la sociedad israelí-palestina en la construcción de la paz El pasado miércoles 25 de octubre en el Monumento a la Paz de Colinas de Bello Monte, se realizó el Acto Inaugural del taller El papel de la sociedad israelí-palestina en la construcción de la paz que dictará Edy Kaufman en Caracas, bajo los auspicios del Instituto Superior de Estudios Judaicos de la Federación Sionista de Venezuela. El acto, coauspiciado por la cátedra UNESCO-UCV “Hacia una Cultura de Paz”, contó con una nutrida representación de personas tanto de origen árabe como judío. Edy Kaufman, politólogo experto en el área de resolución de conflictos y derechos humanos llegó a Caracas a través de una beca Fulbright invitado por la UCV para dictar unos cursos junto a la profesora Gabrielle Guerón en esa casa de estudios y participar también en el taller. El Taller de Edy Kaufman continuará en el Bet Am todos los miércoles de noviembre. Se trata, sin duda, de una oportunidad única de escuchar un vocero en el tema de construcción de paz y quien posee no sólo un amplio currículum en el mundo universitario, sino que también se ha dedicado a combinar los derechos humanos con el estudio de la paz, desarrollando fuentes de trabajo con académicos palestinos y del mundo árabe en general. Con información del Comité de Prensa ISEJ.Volver arriba');
SAMIR BOUSSOUFA
vanzadoRegistrado: Jul 03, 2006Mensajes:
106Ubicación:

Roquetas de Mar de Almería

Publicado: Mar Nov 14, 2006 6:07 pm
Asunto:
Estimada Raquel,
celebro que mi intervención no le haya irritado, bueno algo hemos conseguido. Asimismo me entristece que su amor y su “atención hacia el desvalido” no alcancen a los niños, las mujeres y a los civiles Palestinos víctimas de las atrocidades del Terrorismo del Estado Israelí. Sólo le quiero decir que no cuesta nada encontrar autores, asociaciones y grupos de judíos que, a diferencia de Vd., están en contra del Estado de Israel y su Barbarie. No cuelgo las direcciones web aquí, porque creo que LARACHE EN EL MUNDO no es el foro adecuado para hacer Apología de Israel o propaganda anti-israelí. Shalom. SamirVolver arriba');
ABDELGHANIA
vanzadoRegistrado: Jul 18, 2006Mensajes:
81Ubicación:

GRANADA

Publicado: Mar Nov 14, 2006 8:13 pm Asunto: PermisoAMIG@S Y PAISAN@S. ¿ PUEDO DECIR ALGO?. ¿ QUEREIS SABER MI OPINIÓN?. NO ME ATREVO DECIR LO QUE PIENSO, POR SI SOY INSOLENTE. EN RESUMEN. MUCHOS HOMBRES CON IDEAS Y ACCIONES DIFERENTES, TUVIERON EL MISMO DESTINO. NADA ES ABSOLUTO, TODO ES RELATIVO. SADAD Y RABIN. SE ODIARON Y CUANDO FUERON SERES HUMANOS, LOS MATARON. ARAFAT: TERRORISTA , ENEMIGO DE ISRAEL, CRIMINAL...... SCHARON, ENEMIGO VISCERAL DE ARAFAT...., RESPONSABLE DE COSAS........ PERO CUANDO HABLARON , LOS DOS ENFERMARON Y DESAPARECIERON. ¿COMO SE PUEDE SER TERRORISTA Y LUEGO TENER EL PREMIO NOBEL DE LA PAZ?. ARAFAT q.p.d. ES EL EJEMPLO. ¿COMO QUE SIENDO SCHARON ,TAN INTRANSIGENTE, CEDA LAS COLONIAS ?. SINCERAMENTE CREO QUE..................... ABDELGHANIVolver arriba');//-->serifimustafaAvanzadoRegistrado: Apr 02, 2006Mensajes: 162Ubicación:

LARACHE
Publicado: Mie Nov 15, 2006 9:55 am
Asunto:

EN EL UMBRAL DE LO PROHIBIDOLA VERDAD ES QUE NO ME GUSTA TOMAR PARTE EN ESTOS GÉNEROS DE DEBATES NI SIQUIERA SOLO DE ASOMARME POR ESTA VENTANA POR ALGO QUE SIENTO MUY ADENTRO Y QUE NO LO QUIERO REVELAR POR NO SER EL LUGAR ADECUADO PARA ELLO PERO HE QUERIDO PLASMAR MI OPINIÓN CON UNAS PALABRAS MUY CORTAS ESTA VEZ PORQUE EL TEXTO “ EN EL UMBRAL DE LO PROHIBIDO” DEL COMPATRIOTA EL GRAN PENSADOR Y FILOSOFO REALISTA Sr. AMRAN EL MALEH MUY ESTIMADO POR MI DESDE MUCHO TIEMPO CUANDO TODAVÍA ESTUDIABA EN LA UNIVERSIDAD DE RABAT ME HA AFIRMADO Y ME HIZO ESTAR MAS SEGURO DE CUALQUIER TIEMPO PASO EN LO QUE HE CREÍDO SIEMPRE QUE HAY UNA DEFERENCIA MUY GRANDE ENTRE SER JUDÍO Y SER SIONISTA POR QUE EL JUDAÍSMO ES UNA RELIGIÓN RESPETADA POR LAS OTRAS RELIGIONES MIENTRAS EL SIONISMO ES UNA IDEOLOGÍA RACISTA QUE HA SIDO CRITICADA POR MUCHOS JUDÍOS COMO EL RESPETADO GRAN RABINO DE LONDRES GRACIAS AMIGA ANGE POR TRAERNOS A ESTE PORTAL ESE TEXTO QUE NOS HA RELEVADO MUCHAS COSAS QUE ESTABAN OCULTAS A LA REALIDAD EN QUE VIVIMOS MUSTAFA
Ultima edición por serifimustafa el Jue Nov 16, 2006 4:52 pm, editado 1 vezVolver arriba');
BOTICARION
uevoRegistrado: Sep 05, 2006Mensajes:
46Ubicación:
LARACHE
Publicado:
Mie Nov 15, 2006 2:46 pm
Asunto:
Una experiencia personal.
Hace unos cuantos años, cuando aún era estudiante en la universidad de Granada como tantos otros jóvenes marroquíes, solía tomar café con un amigo en una cafetería de hotel cerca de la biblioteca.Era nuestra hora de descanso tras dos o tres horas de estudio. Aquella tarde, recién acomodados a nuestra mesa, y aún removiendo mi café, surgió en la cafetería un grupo de turistas Israelíes. Los reconocí por la kipá que llevaban algunos y por sus diálogos en hebreo. Para mi amigo y yo, eran simplemente turistas Israelíes, los mismos que hemos visto tantas veces en Souira, en Marrakech o en Granada. Así que seguimos saboreando nuestro café y retomamos nuestra charla. Al levantar mi vista de mi taza observé como unos ojos, los más inquisitivos acusadores e insultantes que jamás me han observado, incidían sin tapujos sobre mi amigo y yo. Aquel individuo realizó hasta tres vueltas de reconocimiento sobre nosotros, manteniendo su mirada amenazadora. Mi amigo y yo, nos cruzamos una mirada de incredulidad y de indignación acompañada de un movimiento de cabeza invitando a mi compañero a abandonar nuestros cafés ,aun caliente,s y retornar a nuestro confinamiento estudiantil. La rabia interior que nos invadía en aquel momento hizo nuestro retorno silencioso y abyecto. Nuestros rasgos y nuestra presencia casual en esa cafetería fueron el detonante de esa mirada que se temía lo peor. ¿Qué tenía que haber hecho? ¿Fijar yo también mi mirada en sus ojos y con un ademán más amenazador que el suyo, retarle? o ¿tenía que haber dialogado con él recriminándole su actitud e informándole que éramos marroquíes "pacíficos", compatriotas de otros muchos judíos y amigos de judíos y que no pertenecíamos a ninguna organización terrorista? Aquel día, sentí lo que sienten los inocentes. Me sentí una victima colateral más de una guerra en la que jamás me involucré intelectualmente, ya que mis padres me educaron en el respeto hacia todas las personas sea cual sea su credo, raza, religión o nacionalidad y me inculcarón la mayor de las virtudes; la justicia. Dicha incomoda experiencia despertó en mí, durante unos días, sentimientos irreconocibles de los cuales me avergüenzo. Mi compañero de juego en el instituto Mesod, jamás incitó en mí dichos sentimientos, al contrario, su mirada siempre fue amistosa, respetuosa y justa. Así que, hice un esfuerzo mental para cambiar la mirada amenazadora e injusta del turista israelí por la mirada cordial,sincera y justa de mi amigo Mesod. Y ahora pregunto yo: ¿se acordará Mesod de la mía? Un abrazo a todos.Volver arriba');//-->
Luis
uevoRegistrado: Aug 21, 2006Mensajes: 22Ubicación:
Lepe-HUELVA
Publicado:
Mie Nov 15, 2006 3:25 pm
Asunto:
Con el respeto de todos.-
El otro día me puse a escribir unas letras y despues lo borré, por el simple hecho de que alguien se pudiera molestar, pero hoy viendo la suma de opiniones, con el permiso de ustedes procedo. Las tres culturas monoteistas proceden del mismo lugar, la zona llamada Israel Palestina... e incluso de la misma familia, cierto ¿no?. que diferencia en cuanto a origen se refiere existe... ninguna. No será que el patrón impuesto por las religiones son las que marcan las diferencias? ojo con todo el respeto. O tambien y eso es lo que creo que el ser humano como especie es destructiva en sí, porque tiene tela lo que es capaz de hacer el uno con el otro, es indignante tanto el uno como el otro, demostrado queda de lo que es capaz la especie humana con sus semejantes. Por todo ello lo difícil es dar la vuelta a esa tortilla, simplemente lo que pensabamos en nuestro pueblo, donde queda reflejada esa toleranciay convivencia... Ah¡ Boticario no te quepa la menor duda Mesod siempre te miraría con su entrañable sonrisa. Saludos Luis Velasco.Volver arriba');
RAQUELA
vanzadoRegistrado:
Jul 24, 2006Mensajes: 153Ubicación:

VENEZUELA

Publicado:
Mie Nov 15, 2006 3:53 pm
Asunto:
Una réplica
Apreciados
Ange, Samir, Abdelghani, Mustafa y Boticario. Senti mucho que no hayan comprendido mis palabras y como lo dije antes, hablar de este tema dentro de un foro que nada tiene que ver trae consecuencias, ya que algunos se quitaron las caretas y otros fuimos incomprendidos. Segun Samir el ya me juzgo como criminal y que apoyo los ataques del ejercito israeli a objetivos terroristas, y que hayan perecido en estos ataques victimas inocentes. Nunca dije eso, nunca he dicho que apoyo matanzas de un bando y del otro, como puedes juzgarme si no me conoces?? Decir que Israel es mi pais, no miento, es mi pais, es el pais de los judios, es la Tierra Prometida por Dios a Moises hace miles de años, es la tierra a la que nos guio el al salir esclavos de Egipto, es esa tierra de Canaan que nos otorgo Dios. Y con decir mi apoyo religioso no quise decir que soy Sionista ni que no lo soy. Soy una JUDIA con letras en grande, pero que amo y respeto a musulmanes y cristianos, a blancos y negros,indios o chinos. Amo vivir en paz y hasta hace poco amaba a muchos de estos foros, pero me he dado cuenta que el odio sigue existiendo, que prejuzgar a las personas es lo que importa, y de verdad lo siento mucho. Segun Boticario los israelies lo miraron feo y con odio, si sentian tanto odio, que hacian en un pais musulman como Marruecos? ademas la confusion entre israelies y judios siempre existe, sabes Boticario que hay gran parte de la poblacion israeli que es musulmana ? nacidos en Israel? Estos turistas podian ser judios de cualquier parte del mundo, los judios observantes o religiosas se cubren la cabeza con la Kipa, no solo los Israelies. Sabes Boticario cuantos judios incluyendo judios israelies visitamos siempre Marruecos?? sabes cuanto amamos esa tierra que nos acogio durante muchos años? sabes que los turistas israelies van a hacer romerias a las tumbas de muchos Santos judios enterrados en diferentes ciudades marroquies?? Y cuando van las autoridades marroquies dan su apoyo y los protegen y les dan la maxima seguridad ?? Sabes que esas miradas de odio que dices te dirigieron los israelies, he escuchado que incluso en España, muchos de los musulmanes que viven alli se han quejado de que los miran feo o que los rechazan??mismo en Francia los musulmanes se sienten rechazados y odiados por la poblacion??? Creo de verdad que el odio hacia nosotros seguira siempre, que aunque habemos muchos que soñamos con el entendimiento y la comprension entre los pueblos llegara algun dia, hoy estoy creyendo que todo se acabo. El problema que encontramos los judios es que nos atacan de cualquiera de los frentes, yo soy judia pero no israeli, soy judia marroqui o marroqui de religion judia, nuestro problema es que confunden nacionalidad con religion. No es lo mismo ser musulman marroqui por haber nacido en Marruecos, que te digan Musulman egipcio, si no naciste en Egipto, no se si me entienden. El problema es que los judios sin el Estado de Israel seguiriamos errantes por el mundo, hoy en dia tenemos un pais en donde vivir sin que nadie nos eche por ser judios e Israel sin los judios tampoco existiria, ya que necesita de la ayuda de los judios que viven en el extranjero tambien. En fin creo que es perder el tiempo dando explicaciones que nunca entenderan, fue un gran placer haber sido admitida en este grupo de larachenses y una pena muy grande tener que decir adios, pero creo que he soportado ataques indiscriminados por mi religion, lastima que en estos foros haya sido yo la unica judia, quizas hay muchos que nos leen, pero no se atreven a dar la cara cuando alguien insinua algo contra nosotros. Me despido de Uds con mi mas sincero afecto duelale a quien le duela, pero es asi.
RAQUEL
__HAMAS PUEDE TENER RAZON
LA TRAMPA DEL RECONOCIMIENTO
Jonathan Cook
Trad. por German Leyens
En NAZARET

El problema que enfrenta la dirección palestina, al esforzarse por lograr un cierto alivio del sufrimiento colectivo de los millones que viven en los territorios ocupados, se reduce a unas pocas palabras. Como un niño malcriado que sólo tiene que decir “perdón” para que lo dejen salir de su cuarto, basta con que el gobierno de Hamas diga: “reconocemos a Israel” y se supone que la ayuda y la buena voluntad internacionales inundarán Cisjordania y Gaza.
Eso, por lo menos, fue lo esencial del reciente discurso del primer ministro israelí durante una visita al Negev, cuando sugirió que la mano de su país estaba extendida a través de las arenas hacia las masas hambrientas de Gaza – si sólo Hamas se arrepintiera. “Reconózcannos y estamos dispuestos a hablar de paz” fue la implicación.
El pueblo palestino ha sido ciertamente castigado con encono por su elección democrática a comienzos de este año de un gobierno de Hamas desaprobado por Israel y las potencias occidentales.
• impusieron un bloqueo económico, privando a la Autoridad Palestina de ingresos para pagar por los servicios públicos y remunerar a su considerable mano de obra;
• Israel retuvo ilegalmente millones de dólares en impuestos debidos a los palestinos, exacerbando la crisis humanitaria;
• un bloqueo físico de Gaza impuesto por Israel ha impedido que los palestinos exporten su producción, en su mayor parte cosechas deteriorables, y que importen lo imprescindible, como ser alimentos y medicinas;
• ataques militares de Israel han dañado la infraestructura vital de Gaza, incluyendo el suministro de electricidad y agua, y mataron al azar a sus habitantes.
• y miles de familias son destrozadas al utilizar Israel el pretexto de su disputa con Hamas para dejar de renovar las visas de portadores de pasaportes extranjeros palestinos.
Las palabras mágicas “os reconocemos” podrían terminar con todo este sufrimiento. ¿Así que por qué su primer ministro, Ismail Haniyeh, juró la semana pasada que nunca las pronunciaría? ¿Está Hamas tan lleno de odio y aversión a Israel como Estado judío que no puede hacer una declaración tan simple de buenas intenciones?
Es fácil olvidar que, aunque las condiciones se hayan deteriorado últimamente de modo dramático, los problemas palestinos no comenzaron con la elección de Hamas. La ocupación israelí dura cuatro décadas, y ningún líder palestino ha podido extraer de Israel una promesa de auténtica estadidad en todos los territorios ocupados: ni los mujtar, los dirigentes locales mayormente complacientes, que durante décadas fueron los únicos representantes a los que se permitía hablar en nombre de los palestinos después de que su dirección nacional fue expulsada, ni la Autoridad Palestina bajo la dirección laica de Yasir Arafat, que volvió a los territorios a mediados de los años noventa después de que la OLP reconociera a Israel; ni la dirigencia de su sucesor, Mahmud Abbas, el “moderado” que primero pidió el fin de la Intifada armada; y tampoco ahora los dirigentes de Hamas, aunque han pedido repetidamente una tregua a largo plazo (hudna) como un primer paso para desarrollar confianza.
De la misma manera, pocos palestinos dudan de que Israel seguirá afianzando la ocupación – como lo hizo durante los supuestos años de construcción de la paz de Oslo, cuando se duplicó la cantidad de colonos judíos en los territorios ocupados – incluso si Hamas es derrocado y si un gobierno de unidad nacional, de tecnócratas, o incluso si Fatah toma su lugar.
Hay mucho más en juego para Israel en el logro de esa pequeña concesión de Hamas que lo que aprecia la mayor parte de los observadores. Una declaración diciendo que Hamas reconoce a Israel haría mucho más que cumplir con la condición previa de Israel para conversaciones; significaría que Hamas ha caído en la misma trampa que fue montada anteriormente para Arafat y Fatah. Esa trampa está diseñada para asegurar que toda solución pacífica del conflicto sea imposible.
Logra ese objetivo de dos maneras:
Primero, como ya se ha comprendido, por lo menos por parte de los que prestan atención, el reconocimiento del “derecho a existir” de Israel por Hamas significaría efectivamente que el gobierno palestino abandona públicamente su propio objetivo de luchar por crear un Estado palestino viable.
Es porque Israel se niega a demarcar sus propias fronteras futuras, dejando como una cuestión pendiente qué es lo que considera como la dimensión de “su existencia” que exige que sea reconocida por Hamas. Sabemos que nadie en la dirigencia israelí habla de un retorno a las fronteras de Israel que existían antes de la guerra de 1967, o probablemente a cualquier cosa que se les aproxime.
Sin un retorno a esas fronteras previas a 1967 (más una inyección sustancial de buena voluntad por parte de Israel para asegurar un paso sin obstáculos entre Gaza y Cisjordania) no existe posibilidad alguna de que emerja algún día un Estado palestino viable.
Y, desde luego, no habrá ninguna buena voluntad. Todos los dirigentes israelíes se han negado a reconocer a los palestinos, primero como pueblo y ahora como nación. Y en la manera típicamente hipócrita de Occidente cuando trata con los palestinos, nadie ha sugerido jamás que Israel realice un reconocimiento semejante.
En los hechos, los gobiernos se han exaltado en su negativa de extender el mismo reconocimiento a los palestinos que exigen de su parte. Genialmente, Golda Meir, una primer ministra laborista, dijo que los palestinos no existen, agregando en 1971 que las fronteras de Israel “están determinadas por dónde viven judíos, no dónde existe una línea en un mapa.” Al mismo tiempo ordenó que la Línea Verde, la frontera de Israel hasta la guerra de 1967, fuera borrada de todos los mapas oficiales.
Ese legado llegó a los titulares la semana pasada cuando la ministra de educación, Yuli Tamir, provocó una tormenta al expedir una directiva de que la Línea Verde fuera reintroducida en los libros de texto israelíes. Hubo protestas generalizadas contra su “ideología de extrema izquierda” por parte de políticos y rabinos.
Según educadores israelíes, la probabilidad de que los libros de texto vuelvan a incluir la Línea Verde – o que abandonen referencias a “Judea y Samaria,” las referencias bíblicas a Cisjordania, o que incluyan localidades árabes en mapas de Israel – es casi nula. Los editores privados que imprimen los libros de texto se negarían a incurrir en los gastos adicionales de reimprimir los mapas, dijo el profesor Yoram Bar-Gal, jefe de geografía en la Universidad de Haifa.
Perceptivo al daño que la disputa podría causar a la imagen internacional de Israel, y consciente de que la directiva de Tamir probablemente jamás será implementada, Olmert estuvo de acuerdo en principio con el cambio. “No hay nada malo con que se marque la Línea Verde,” dijo. Pero, en una declaración que vació de contenido su acuerdo, agregó: “Pero existe una obligación de subrayar que la posición del gobierno y el consenso público excluyen que se vuelva a las líneas de 1967.”
El segundo elemento de la trampa es mucho menos comprendido. Explica la extraña formulación de palabras que Israel utiliza al formular su exigencia a Hamas. Israel no pide que Hamas simplemente “reconozca Israel,” sino que “reconozca el derecho a existir de Israel.” La diferencia no es sólo un problema semántico.
El concepto de que un Estado tenga algunos derechos no es sólo insólito sino extraño al derecho internacional. Las personas tienen derechos, no los Estados. Y es precisamente el punto: cuando Israel exige que se reconozca su “derecho a existir,” el significado subyacente es que no hablamos del reconocimiento de Israel como un Estado-nación normal sino como el Estado de un pueblo específico, los judíos.
Al exigir el reconocimiento de su derecho a existir, Israel se asegura de que los palestinos estén de acuerdo conque el carácter de Israel sea inamovible como un Estado judío exclusivista, que privilegia el derecho de los judíos por sobre todos los demás grupos étnicos, religiosos y nacionales dentro del mismo territorio. Israel y Occidente restan importancia al problema de lo que conlleva un tal Estado.
Para la mayoría de los observadores, significa simplemente que Israel debe negarse a permitir el retorno de los millones de palestinos que languidecen en campos de refugiados en toda la región, cuyos antiguos hogares en Israel han sido incautados a favor de judíos. Si se les permitiera que volvieran, la mayoría judía de Israel sería erosionada de un día al otro y ya no podría pretender que es un Estado judío, excepto en el mismo sentido en el que Sudáfrica era un Estado blanco.
Esta conclusión es aparentemente aceptada por Romano Prodi, primer ministro de Italia, después de una gira de cabildeo por las capitales europeas de la telegénica ministra de exteriores de Israel, Tzipi Livni. Según Jerusalén Post, Prodi dice en privado que Israel debería recibir garantías de los palestinos de que jamás se pondrá en duda su carácter judío.
Funcionarios israelíes celebran lo que creen que es la primera grieta en el apoyo de Europa al derecho internacional y a los derechos de los refugiados. “Es importante que todos coincidan al respecto,” dijo un funcionario al Post.
Pero en realidad las consecuencias de que la dirigencia palestina reconozca a Israel como Estado judío van más lejos que el problema del futuro de los refugiados palestinos. En mi libro “Blood and Religion,” describo esas duras consecuencias para los palestinos en los territorios ocupados y para el millón aproximado de palestinos que viven dentro de Israel como ciudadanos, supuestamente con los mismos derechos que los ciudadanos judíos.
Mi argumento es que esta necesidad de mantener a todo precio el carácter judío de Israel es en realidad el motor de su conflicto con los palestinos. Ninguna solución es posible mientras Israel insista en privilegiar la ciudadanía para judíos por sobre todos los otros grupos, y en deformar las realidades territoriales y demográficas de la región para asegurar que las cifras sigan pesando a favor de los judíos.
Aunque en última instancia el retorno de los refugiados posa la mayor amenaza para la “existencia” de Israel, tiene una preocupación demográfica mucho más urgente: la negativa de los palestinos que viven en Cisjordania a abandonar las partes de ese territorio codiciadas por Israel (y que conoce por los nombres bíblicos de Judea y Samaria).
Dentro de una década, los palestinos en los territorios ocupados, y el millón de ciudadanos palestinos que viven dentro de Israel excederán en número a los judíos, tanto a los que viven en Israel como a los colonos en Cisjordania.
Fue uno de los principales motivos para la “retirada” de Gaza: Israel pudo afirmar que, aunque siguiera ocupando militarmente ese pequeño pedazo de tierra, ya no es responsable por la población que lo habita. Al retirar a unos pocos miles de colonos de la Franja, 1,4 millones de gazanos fueron instantáneamente borrados de los registros demográficos.
Pero aunque la pérdida de Gaza ha postergado por algunos años la amenaza de una mayoría palestina en el Estado expandido deseado por Israel, no garantiza mágicamente la existencia continua de Israel como Estado judío. Es porque los ciudadanos palestinos de Israel, aunque son una minoría que incluye a no más de un quinto de la población de Israel, tienen el potencial de hacer que todo el castillo de naipes se derrumbe.
Durante la última década han estado exigiendo que Israel sea reformado, de un Estado judío, que los discrimina sistemáticamente y que niega su identidad palestina, a un “Estado para todos sus ciudadanos,” una democracia liberal que dé a todos sus ciudadanos, judíos y palestinos, los mismos derechos.
Israel ha caracterizado la demanda de un Estado para todos sus ciudadanos como subversión y traición, comprendiendo que, si el Estado judío se convirtiera en una democracia liberal, los ciudadanos palestinos exigirían con razón:
• el derecho a casarse con palestinos de los territorios ocupados y de la Diáspora, logrando la ciudadanía israelí,
• “un derecho al retorno por la puerta trasera” como lo llaman los funcionarios,
• el derecho a traer a parientes palestinos en el exilio de vuelta a Israel bajo un programa de Derecho al Retorno que sería una sombra pálida de la existente Ley del Retorno que garantiza a cualquier judío en cualquier parte del mundo el derecho automático a la ciudadanía israelí.
Para prevenir la primera amenaza, Israel promulgó una ley flagrantemente racista en 2003 que prácticamente imposibilita que los palestinos con ciudadanía israelí traigan un cónyuge palestino a Israel. Por el momento, parejas en esa condición tienen poca alternativa a pedir asilo en el extranjero, si otros países les otorgan refugio.
Pero como la desconexión en Gaza, esa legislación es una táctica dilatoria más que una solución del problema de la “existencia” de Israel. Así que Israel ha estado formulando entre bastidores ideas que en su conjunto eliminarían a grandes segmentos de la población palestina de Israel de sus fronteras y despojaría a todos los “ciudadanos” restantes de sus derechos políticos – a menos que juren lealtad a un “Estado judío y democrático” y así renuncien a su demanda de que Israel se reforme para llegar a ser una democracia liberal.
Es lo esencial para un Estado judío, tal como lo fue para una Sudáfrica blanca del apartheid: si hemos de sobrevivir, tenemos que hacer todo lo necesario para mantenernos en el poder, incluso si significa violar sistemáticamente los derechos humanos de todos a los que gobernamos y que no pertenecen a nuestro grupo.
En última instancia, las consecuencias de que se permita que Israel siga siendo un Estado judío serán sentidas por todos nosotros, dondequiera vivamos – y no sólo por la repercusión de la continua y creciente cólera en los mundos árabe y musulmán ante los dobles raseros aplicados por Occidente al conflicto entre Israel y los palestinos.
En vista de la posición de Israel de que su interés más urgente no es la paz o la adaptación regional a sus vecinos sino la necesidad de asegurar a todo precio una mayoría judía para proteger su “existencia,” Israel probablemente actuará como para poner en peligro la estabilidad regional y global.
Una pequeña idea de lo que podría suceder fue sugerida por el papel jugado por los partidarios de Israel en Washington al justificar la invasión de Irak, y este verano en el ataque de Israel contra Líbano. Pero lo más evidente es su clamoreo por la guerra contra Irán.
Israel ha encabezado los intentos de caracterizar al régimen iraní como profundamente antisemita, y sus presuntas ambiciones de tener armas nucleares como orientadas por el único objetivo de querer “borrar a Israel del mapa” – una mala traducción, intencionalmente dañina, del discurso del presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad.
La mayor parte de los observadores han asumido que Israel se preocupa genuinamente por su seguridad ante un ataque nuclear, por inverosímil que sea la idea de que incluso el régimen musulmán más fanático vaya a lanzar, sin provocación, misiles nucleares contra una pequeña área de tierra que contiene algunos de los sitios más sagrados del Islam, en Jerusalén.
Pero en realidad existe otra razón por la que Israel se preocupa por un Irán con armas nucleares y no tiene nada que ver con las ideas convencionales sobre su seguridad.
El pasado mes, Ephraim Sneh, uno de los generales más distinguidos de Israel, y actual viceministro de defensa de Olmert, reveló que la preocupación primordial del gobierno no era la amenaza representada por el disparo de misiles nucleares contra Israel por Ahmadinejad, sino por el efecto que la posesión de semejantes armas por Irán tendría sobre judíos que esperan que Israel tenga el monopolio de la amenaza nuclear.
Si Irán tuviera tales armas, “La mayoría de los israelíes preferirían no vivir aquí; la mayoría de los judíos preferirían no venir aquí con familias, y los israelíes que puedan vivir en el exterior lo harán... Temo que Ahmadinejad podría destruir el sueño sionista sin apretar un botón. Por eso tenemos que impedir que ese régimen obtenga capacidad nuclear a cualquier precio.”
En otras palabras, el gobierno israelí considera su propio ataque preventivo contra Irán o el aliento a USA para que cometa semejante ataque – a pesar de las terribles consecuencias para la seguridad global – simplemente porque un Irán con armas nucleares podría hacer que Israel sea un sitio menos atractivo para la vida de judíos, llevaría a un aumento de la emigración, e inclinaría la balanza demográfica a favor de los palestinos.
Se podría provocar una guerra regional y posiblemente global simplemente para asegurar que continúe la “existencia” de Israel como Estado que ofrece privilegios exclusivos a los judíos.
Por el bien de todos nosotros, debemos esperar que los palestinos y su gobierno de Hamas sigan negándose a “reconocer el derecho a existir de Israel.”
___________________________________________________________
ISRAEL NO QUIERE LA PAZ

Se toma por verdad incontrovertible que la solución para el conflicto israelo-palestino pasa por el reconocimiento universal del Estado de Israel y la consolidación de un Estado palestino que cuente con fronteras claras y seguras con aquel.
Dicho así, parece sensato. Pero no se trata, ni mucho menos, de una proposición unívoca. ¿De qué Estado de Israel se postula el reconocimiento? Es decir, ¿qué territorio se le admite como propio? ¿Hasta qué punto y con qué plazos se debe aceptar la conquista por la fuerza de las armas como fuente de derecho internacional? ¿Qué se hace con los problemas –algunos clave– que no figuran en esa formulación (el de los refugiados palestinos, de manera destacada)?
De todos modos, hay una cuestión previa a cualquier otra y que impide afrontar el conflicto con el necesario espíritu constructivo. Me refiero al hecho, para mí evidente, de que Israel no quiere tener unas fronteras definidas y coexistir con un Estado palestino libre e independiente. Desea instaurar una statu quo que le permita actuar como árbitro supremo de la situación del conjunto de la región, sin que ninguna ley superior se le imponga por encima de su voluntad. Para ello le es esencial que las grandes potencias –eso que ahora se llama de manera eufemística «la comunidad internacional»– acepten como inevitable, les guste más o menos, que Israel no tiene obligación de respetar las leyes que valen para los demás.
Lo viene consiguiendo sin apenas obstáculos. Lleva la intemerata haciendo caso omiso de las resoluciones de las Naciones Unidas sin recibir ninguna sanción por ello. Actúa militarmente donde y cuando quiere, sin respetar ninguna frontera, y no hay autoridad internacional que se decida a tipificar esas actuaciones como delictivas. Los dignatarios occidentales se llenan la boca hablando del derecho de Israel a defenderse de los ataques que provienen de territorio libanés pero ¿lleva alguien la cuenta de los ataques previos lanzados desde Israel contra objetivos situados en Líbano? ¿Ha proclamado alguien el derecho de Líbano a defenderse de los ataques provenientes del Estado sionista?
Israel es un Estado de naturaleza violenta y terrorista. Eso no es una opinión, sino un hecho histórico. Lo que está por ver es que, como consecuencia de las vicisitudes por las que ha atravesado desde 1948, no se haya convertido en un Estado incapaz de coexistir en condiciones de igualdad con otros.
Se que no es una proposición que infunda mucho optimismo, pero me temo que ésa sea la realidad. Me apoyo en casi todo lo visto hasta ahora para llegar a esa conclusión: Israel tiene todas las trazas de ser un Estado inhábil para la paz.
¿Puede ser reconducido hacia veredas menos conflictivas? No lo excluyo. Lo que sí excluyo es que ese objetivo se logre con buenas palabras, con resoluciones consensuadas (¿con quién? ¿Con Washington?) y con hojas de ruta escritas por una asamblea de pasteleros deseosos de salir del paso y lavarse las manos. Si alguna vez el Estado de Israel se pone razonable, será tras comprobar que la fuerza de sus armas no es infinita. Y eso, o alguien se lo demuestra o no lo admitirá jamás.
Oí hace años a un político israelí algo menos belicista que la media –razón por la cual se había hecho cierta fama de pacifista que a veces es necesario que las cosas empeoren para que puedan ir luego mejor. Me recordó la sentencia de Hamlet: «Debo hacer lo malo para evitar lo peor». Quizá la invasión israelí de Líbano y lo que de ello resulte consiga disponer las piezas en una posición más favorable, a fuerza de obligar a Israel a tomar conciencia de sus propios límites. Lo hará, en todo caso, dejando tras de sí un reguero de sangre.

____________________________________________________________________________________

LA PATOLOGIA DE LA MEMORIA,
de Edmond Amran el Maleh (en El País)

Bajo el título de Memoria rota de los judíos del norte de Marruecos (EL PAÍS, 29-03-06) y con motivo del cincuentenario de la independencia de Marruecos, la escritora Esther Bendahán realiza un análisis pretendidamente histórico sobre los judíos del norte de Marruecos. Sigamos su recorrido, que nos conduce a un juicio inapelable, resumido en esta fórmula lapidaria: "De los judíos que allí vivieron durante siglos, sólo queda la memoria rota". He aquí una extraña patología de la memoria que deja perplejo. Pero veamos las cosas de cerca. En su obra de obligada referencia, Une histoire de famille, Joseph Toledano desvela que Dahan o Bendahán es un patronímico de origen árabe, relativo al oficio de pintor, barnizador, un apellido muy común compartido por judíos y musulmanes.
Por otro lado, la escritora es originaria de Tetuán (salvo error por mi parte), una ciudad heredera de la cultura andalusí, difícil de presentar en fragmentos, pues introduciría separaciones en esa cultura real, sólidamente asentada desde siglos, en la que se manifiestan las aportaciones judía, andalusí, árabe, bereber o castellana, en un entramado complejo de enorme creatividad.
Continuemos. Sírvanos por el momento una información muy significativa: Esther Bendahán usa como argumento, ya en las primeras líneas de su artículo, el reciente viaje efectuado a esa ciudad, probablemente en 2005, por unas trescientas personas que visitaron lo que queda de la judería y del cementerio. Precisa que esta visita se hizo bajo la protección de la Policía y del Ejército, ¡nada menos! Pero no menciona que ese cementerio, que tras tantos años no ha sido abandonado ni saqueado, es el testimonio vivo de una presencia milenaria en esta tierra. Sus tumbas son sencillas lápidas cubiertas por dibujos antropomórficos, símbolos enigmáticos de una cultura extraordinariamente original. Olvida que con el aval del Estado de Israel, los activistas sionistas, para borrar toda huella de la presencia judía en Marruecos, como en otros países, se dedicaron a desenterrar los restos de los rabinos para transferirlos a Israel. ¿Quién entonces se afana en eliminar y destruir el testimonio de esa presencia milenaria judía, parte integrante de la realidad del país?
Quizá por la misma época de la visita escenificada por la escritora como llena de peligros, para señalar que ahí yacía "esa memoria rota", tenía lugar en Tetuán una manifestación muy significativa. La Fundación Edmond Amran el Maleh acababa de organizar, el 2 de junio de 2005, un coloquio sobre el patrimonio musical andalusí y la contribución de los músicos judíos marroquíes. Las sesiones se desarrollaron en un ambiente festivo en la Delegación Provincial del ministerio de Cultura, clausurándose con un emocionante concierto interpretado por la orquesta del Conservatorio, que permitió a los asistentes disfrutar por primera vez de algunas composiciones de esos mismos músicos judíos, herederos de la tradición judeo-andalusí. El acontecimiento fue ampliamente recogido por la prensa nacional, y no es necesario extenderse más para convencerse, contrariamente a las aseveraciones fantasmáticas que expone la escritora, de que no hay nada que pueda testimoniar de esa "memoria rota"... Dicho de otro modo, nada que permita afirmar la destrucción de las huellas de la memoria de la presencia judía como elemento constitutivo del país.
Para botón, basta la muestra de las actividades que desarrolla la Biblioteca General de esa ciudad. Su director, Abdelaziz Achahbar, tenaz investigador, lleva un combate incesante por la salvaguardia del patrimonio judeo-andalusí, custodiado en un fondo que, además de su Cuadernos y otros valiosos manuscritos, cuenta con monografías eruditas sobre poesía, romanceros o composiciones musicales. Recientemente ha publicado un texto, con reportaje fotográfico incluido, en el que demuestra que el Mellah de Tetuán, su judería, caballo de batalla de la argumentación de la señora Bendahán, nunca fue un gueto de reclusión, sino unos barrios en el seno mismo de la medina, abiertos a la circulación y al intercambio. Incluso vivían en él familias musulmanas. ¿Qué ha conducido a la escritora, a través de ese gesto, que casi podríamos calificar de autodestructivo, a esa suerte de negación de una cultura de la que, sin embargo, es heredera? Se advierten a lo largo de su análisis, contradicciones involuntarias que demuestran la confusión y la falta de fundamento de un escrito que, por desgracia, se asemeja mucho a toda una corriente de literatura que lleva el mismo sello: una negación de nuevo cuño cuyo origen puede situarse en la matriz de la ideología sionista. Se manifiesta en un comercio floreciente de libelos y otros escritos empeñados en querer presentar a Marruecos como un infierno para los judíos, que se sentirían aquí como un cuerpo extraño esperando ser liberados.
No está en mi ánimo iniciar una polémica inútil que iría en contra de la preocupación por preservar cierta verdad. Pero es forzoso constatar que cuando la señora Bendahán aborda la cuestión de la emigración masiva de judíos marroquíes, verdadera tragedia que comenzó en 1948 con la proclamación del Estado de Israel, guarda silencio sobre las responsabilidades determinantes de éste y de sus organizaciones sionistas, que emprendieron un intenso trabajo de propaganda y obra de zapa en ciudades y entre las comunidades beréberes del Alto Atlas, sembrando el pánico y obligando a salir del país a poblaciones enteras. De esta tragedia, Esther Bendahán sólo se acuerda del naufragio del Piscis en aguas de Alhucemas, el 11 de enero de 1961, en el que pereció casi la totalidad de los emigrantes clandestinos judíos marroquíes que en él viajaban. Presenta y califica textualmente el acontecimiento de tragedia que "marca profundamente a los judíos marroquíes y en Israel son los héroes de esta comunidad", en la misma línea de los círculos dirigentes israelíes y sionistas que quisieron convertir el naufragio del Piscis-Ergos en el símbolo que selló un momento crucial en la historia de los judíos marroquíes. Después de este suceso, las salidas masivas del país pudieron realizarse con el consentimiento tácito de las autoridades. Habrá que decidirse un día a denunciar los sórdidos regateos que permitieron cerrar los ojos ante ese éxodo, contrario a los intereses del país y a la justa causa del pueblo palestino, al suministrar al Estado de Israel hombres y mujeres que dieran consistencia a su ocupación colonial, además de una fuente de mano de obra barata.
La señora Bendahán concluye por un reto: "Que sean los ciudadanos marroquíes (...) quienes sepan distinguir el conflicto con Israel de la violencia antisemita en contra del pueblo judío y se enfrenten por propia iniciativa y con vigor a las atrocidades cometidas por los fanatismos". Puede estar segura de que Marruecos, desde el pueblo colectivamente hasta su más alta autoridad, Mohamed VI, nunca ha cedido a ninguna tentación de mezclar su apoyo sin fisuras a la causa del pueblo palestino con cualquier forma de antisemitismo. Fue la nación en su unanimidad la que se levantó sin distinción ninguna en mayo de 2003 para condenar los atentados terroristas de Casablanca, y ello a pesar de la virulencia de las prédicas extremistas. ¿Dónde está pues ese fanatismo que quita el sueño a Esther Bendahán?
Edmond Amran el Maleh (Safi, 1917) es novelista y ensayista marroquí. Es autor de Recorrido inmóvil (Ediciones Libertarias-Prodhufí)
___________________________________________________________________________



PUERTO SANTAMARIA

Publicado: Mar Ene 09, 2007
3:35 PM Asunto:
Interesante aportación
Distinguido colega Don:
Driss JEBROUNI.
Me parece muy acertada su inserción del artículo de EL PAÍS en relación a esa supuesta "memoria rota".
Por los datos que el autor aporta en su texto, más parece una "memoria confusa o un dislate". Así no arreglaremos las cosas y es una pena. Como algunos de los foristas saben poco he participado en este Café Literario y sí con asiduidad al de Larache. Mi abuelo materno era judío español, emigrado a Argentina en los albores del siglo pasado retornando a España creo en 1921.
Eran tiempos donde las distintas confesiones religiosas se permitían y cómo navegó los oscuros años del franquismo son para nosotros otra gran incógnita, a no ser que su gran poder financiero le ayudase a ello, pero este no es el caso, sólo era para explicar que algo del tema conozco.
Entiendo que el holocausto judío de la II Guerra Mundial hiciese tambalear los cimientos de esta comunidad, lo que ya no acierto ni a comprender y muchísimo menos comprender son las razones por las que han dado vueltas de tuerca, modificando su actitud tranquila y sosegada para embarcarse en una aventura militarista siniestra, estar construyendo un muro, prácticamente idéntico al de Berlín, al menos por las fotos así lo parece, movilizar a todo lo que se mueva y convertirse en una auténtica amenaza para el mundo, no olvidemos que Israel es una potencia atómica.
¿Siguen sus propias decisiones o éstas son teledirigidas desde el Pentágono? Afirman que se sienten amenazados por los pueblos circundantes mayoritariamente islamizados.
Lo cierto es que el poderío económico judío, sea israelita o no es colosal y su influencia en la economía y la política son determinantes y eso es un hecho irrefutable. La Guerra de los Seis Días demostró ante la historia que tanto su armamento como el adiestramiento de sus milicias es de lo más eficiente, no podemos decir eso mismo de las naciones que rodean al estado de Israel que sí tiene graves carencia tanto militares como económicas. Líbano -la Suiza de Oriente Medio- hace tiempo que dejó de ser ese emporio económico que fue y además está en ruinas.
La ola de solidaridad y simpatía que en todo el mundo recibieron los judíos tras su holocausto nazi ya casi nadie la comparte, raro es el día que no nos desayunamos, almorzamos o cenamos con una nueva aberración de los sucesivos gobiernos.
Sinceramente creo que se equivocan y siempre no tendrán a los EE.UU. para defenderlos. Espero que modifiquen su actitud y efectúen un sano ejercicio de comprensión y diálogo con sus vecinos, se sienten a negociar y todos saldremos ganando.

Un saludo

 
At 1:55 p. m., Anonymous Anónimo said...

DRISS JEBROUNI dijo
Abraham Burg:
“Un Estado judío no puede funcionar”
Abraham Burg es un personaje singular en un insólito panorama de políticos sin conciencia ni principios. Hijo de una familia religiosa, su padre Joshep fue el ministro de del interior de casi todos los gobiernos de Israel. Ignoro si me puedo arriesgar a escribir que estas reflexiones pueden ser catalogadas como "En el nombre del padre", pero sí estoy seguro de que sus declaraciones están pensadas en nombre de todos los padres que no quieren llevar en su conciencia crímenes, ni permitir que sean los padres quienes recen el "kadihss", la oración para los muertos en los bordes de las tumbas. Como anexo, publicaré la nota que editó Nueva Sión contra la petardista y falsa profeta catalana,Rahola, y otra carta de Abraham Burg. (A.A.)
Abraham Burg, ex Presidente de la Knesset, ex Presidente de la Agencia Judía, ya no es sionista. En su nuevo libro, "Vencer a Hitler", compara a Israel con Alemania antes de la ascensión de los nazis al poder. Es partidario de abolir la Ley del Retorno, anular la definición de Israel como Estado judío. Considera que Israel debe deshacerse de armas nucleares y recomienda a los ciudadanos israelíes conseguir un pasaporte extranjero.
He leído su nuevo libro, "Vencer a Hitler", como su despedida del sionismo. ¿Me equivoco? ¿Aún es sionista?
TANGER
27 Julio 2007 12:36 PM

Publicado por messari en LUCES //20:03 0 comentarios



DRISS JEBROUNI dijo
Abraham Burg:
“Un Estado judío no puede funcionar”
Abraham Burg es un personaje singular en un insólito panorama de políticos sin conciencia ni principios. Hijo de una familia religiosa, su padre Joshep fue el ministro de del interior de casi todos los gobiernos de Israel. Ignoro si me puedo arriesgar a escribir que estas reflexiones pueden ser catalogadas como "En el nombre del padre", pero sí estoy seguro de que sus declaraciones están pensadas en nombre de todos los padres que no quieren llevar en su conciencia crímenes, ni permitir que sean los padres quienes recen el "kadihss", la oración para los muertos en los bordes de las tumbas. Como anexo, publicaré la nota que editó Nueva Sión contra la petardista y falsa profeta catalana,Rahola, y otra carta de Abraham Burg. (A.A.)
Abraham Burg, ex Presidente de la Knesset, ex Presidente de la Agencia Judía, ya no es sionista. En su nuevo libro, "Vencer a Hitler", compara a Israel con Alemania antes de la ascensión de los nazis al poder. Es partidario de abolir la Ley del Retorno, anular la definición de Israel como Estado judío. Considera que Israel debe deshacerse de armas nucleares y recomienda a los ciudadanos israelíes conseguir un pasaporte extranjero.
He leído su nuevo libro, "Vencer a Hitler", como su despedida del sionismo. ¿Me equivoco? ¿Aún es sionista?
TANGER
___________________________________


viernes 27 de julio de 2007
La explosiva reconversión de Abraham Burg


Abraham Burg fue presidente del parlamento judío y de la Agencia Judía y la Organización Sionista Mundial. Hace algunos años que se desmarcó de la política oficial de Israel, pero cada vez va más lejos: compara a los judíos de Israel con los nazis de Hitler, algo que suele molestar mucho a los sionistas, doy fe de ello. En su último libro (2006) “Vencer a Hitler” llega a decir que la identidad de Israel está definida por el nazismo y que es algo que hay que superar. Os dejo algunas de sus declaraciones más granadas a Haaretz y a otros medios:
-El sionismo es la creencia en la creación y la existencia de un Estado nacional judío. ¿Tú ya no crees en un Estado nacional judío?
No en su actual definición. El Estado es a mi entender sólo un instrumento, una herramienta, un medio gentil indiferente por completo a la carga espiritual, mística o religiosa. Definir a Israel como Estado judío y agregarle las palabras escogido, florecimiento o redención, suena demasiado bombástico. Además, agregarle a todo eso el intento de mantener un sistema democrático, es imposible.
-Lo que significa que ya no aceptas el tema de un Estado judío.
No puede funcionar. Definir el Estado de Israel como Estado judío es la llave para su final. Estado judío es bombástico. Es un material muy explosivo.
-¿Y un Estado judío-democrático?
Para la gente suena muy cómodo esto; es bonito, es nostálgico, es retro. Brinda una sensación de plenitud. Pero judío-democrático es como nitroglicerina.
-Oye, no es sólo el asunto sionista. Tu libro es anti israelí en el sentido más profundo. Es un libro que demuestra desprecio por todo lo israelí.
En mi infancia fui judío en los términos que aquí circundan: estudié en un Jeder, me enseñaron los maestros religiosos de entonces. Posteriormente, la mayor parte de mi vida fui israelí: idioma, señales, olores, gustos, lugares, todo. Hoy en día no me es suficiente. En la situación actual estoy mas allá de lo israelí. Dentro de las tres identidades que me componen – la humana, la judía y la israelí – siento que el fundamento israelí discrimina a las otras dos. Por eso, lo israelí no me es suficiente. Me siento obligado a volver a mi lugar judío. Pienso que las estructuras israelíes actuales son amenazas.
-Comparas Israel con Alemania y lo repites continuamente. ¿Esta comparación es justa? ¿Hay suficiente base para la analogía israelí-alemana?
No es una ciencia exacta pero describiré algunos hábitos que hacen al monje: La enorme sensación de ofensa nacional; la sensación de rechazo del resto del mundo; los fracasos inexplicables en las guerras. Y como resultado de ello, la centralidad del militarismo en la identidad, el lugar de los oficiales de reserva en la sociedad, la cantidad de ciudadanos armados que caminan por las calles en Israel. ¿Hacia dónde se dirige ese enjambre de hombres armados? Los manifiestos callejeros que preconizan: ¡Fuera los árabes!.
-¿Tú temes que haya una incursión fascista en Israel?
Yo pienso que ya está aquí.
-¿Y piensas en realidad que los lemas racistas que aparecen en las paredes de Jerusalén son similares a los lemas de los años treinta en Alemania?
Veo que nosotros no desechamos estas expresiones con toda la fuerza posible. Además, oigo las voces tajantes desde Sderot: ‘Les destruiremos el barrio, les destruiremos la ciudad, los exterminaremos, los mataremos y los expulsaremos’. Actualmente en el Gobierno hay quien habla de trasladar poblaciones árabes. Cruzamos tantas líneas rojas en los últimos años. Entonces te preguntas a ti mismo cuáles serán las próximas líneas rojas que deberemos cruzar.
pada; mi espada es el ítem; envainada o fuera de ella. Y no así nomás nos comparo con Alemania, porque nuestra obligación de vivir empuñando constantemente la espada surge de Alemania. Lo que ellos nos quitaron en doce años de nazismo necesita una espada gigante”.
“Mira la cerca de seguridad. La cerca de separación es el muro contra la paranoia. Y ella nació en mí, en mi templo, en el Haim Ramón que habita dentro de mí. ¿Y cuál es el pensamiento? Que edificamos un gran muro y el problema de los palestinos se solucionará porque ya no los veremos más.
-¿Tu sostienes que nosotros nos ahogamos aquí por falta de aire?
Por supuesto. Ya estamos muertos. No nos avisaron pero estamos muertos. Esto ya no funciona. No va más.
-¿Nos estamos arrastrando a crímenes de guerra?
No queda otro camino que verlo así. Especialmente si no hay perspectivas de diálogo. El israelí es en estos casos demasiado tranquilo; un árabe más, un árabe menos; todo en orden. Pero al final la pila se va amontonando. El número de víctimas inocentes es tan grande que será imposible sostenerlo. Entonces nuestra explosión, la de ellos y la del mundo será interminable. Lo veo frente a mis ojos. Veo el montón de cuerpos palestinos cruzando el muro que establecimos para no verlos más.
—– Más de Abraham Burg en 2004
EL HOLOCAUSTO NO LO JUSTIFICA TODO
Si el sionismo significa hoy el “Gran Israel”, entonces yo no soy solamente possionista, sino antisionista. Si este movimiento son las colonias, soy antisionista. No acepto el tipo de sionismo que se ha apoderado del judaísmo y de su belleza para transformado en este culto a las piedras…”, declaraba Abraham Burg, ex presidente de la Organización Sionista Mundial y del Parlamento israelí, a la periodista Judy Clarke, del diario Haaretz, uno de los más importantes de Israel.
Pienso que no vemos lo que pasa bajo nuestras ventanas. Por la mañana, cuando recorro las colinas que rodean mi pueblo, veo cómo los niños palestinos que buscan un trabajo se esconden detrás de los matorrales y las rocas, asustados por la llegada de un jeep de la policía de fronteras. No creo que podamos seguir diciendo que la belleza y la moral están de nuestra parte porque padecimos un genocidio hace sesenta años. No pienso que sea licito decir eso porque hayamos sido perseguidos durante dos mil años.”
-¿Se ha convertido Israel en un Estado del mal?
No. No somos ni un Estado del mal ni una sociedad del mal, pero hemos perdido el sentido del mal … Hace poco visité un Instituto situado cerca de Jerusalén. Muchos alumnos decían cosas pasmosas: “Cuando seamos soldados, mataremos a viejos, mujeres y niños. Los expulsaremos. Los meteremos en aviones y los mandaremos a Irak. Expulsaremos a cientos de miles, a millones”. Y la mayoría aplaudía. En vano les insistía que ésa era la forma en que se hablaba de nosotros en Europa hace sesenta años. Estaba realmente espantado…
Tags: politica, opinion, palestina
servido por Mohamed 13 comentarios compártelo
13 comentarios · Escribe aquí tu comentario

DOMINGO BUSCARUINA SANCHEZ dijo
LOS SIONISTAS ATACAN A DRISS JEBROUNI
Re: CONVERSACION CON NONIE DARWISH
Isaac. Cortemos por lo sano. ¡Ni la hora! Se llame Driss Jebrouni, se llame Sic Semper. Puede ser el mismo.¡Nada, como si no existiera. Eso es lo que más los exaspera a estos tipos. Aguantémonos un tiempito, pronto el blog estará depurado. Única respuesta: Nada, el silencio. Mandarlo a la p… madre q.. lo p…ó, es demostrarle que nos hirió. Ni eso. Nada. Silence is Golden……….DON’T FEED THE TROLL
Autor : Boicot
ComentariosLos comentarios de este post en RSSAVISO A NAVEGANTES. El marroqui (Driss Jebrouni) que comentas, se dedica a enviar propaganda a todas las webs con sensibilidad judia. Soy bloguista del blog de Pilar Rahola. Este tipo ha intentado boicotearla muchas veces. Se hace pasar por pseudo debatista, pero lo suyo es infectar con propaganda. Y se dedica a denigrar a Pilar y a los periodistas afines, permanentemente. Mucho ojo. Utiliza nuestras webs para su propaganda(contra Israel). El debate no le intersa.
R. E. - July 22, 2007 @8:23 am
EN INTERNET JUDIA Y BLOG DE PILAR RAHOLA
en INTERNET JUDIADRISS JEBROUNI - July 18, 2007 @8:01 amDon Driss Jebrouni, algunos sabemos muy bien quien eres, y lo que escribes en muchos lugares. Te pagan los sauditas para criminalizar a Pilar y a todos los que defienden Israel? O te pagan los sirios? Anda ya. Pilar es una tipa con la cabeza muy bien puesta, una mente brillante, y por suerte esta muy por encima de las tipicos ataques de acoso y derribo. En Amia fue extraordinaria. Como argentino y judio, un diez para esta notable, valiente y extraordinaria mujer.
Roberto L. - July
Sobre DRISS JEBROUNIQuiero denunciar algo. Este tipo, DRISS JEBROUNI, se pasa la vida insultando y atacando a Pilar en muchos otros foros. He leido muchos comentarios desagradables y que intentan demonizar a Pilar. Y viene a este foro a decir lo que tenemos que leer. Que desfachatez! Usted es un judeofobo clasico que no soporta las ideas de Pilar, y nos quiere vender la moto. No se haga la oveja. Sabemos que es un lobo antisemita. Por cierto, es clasico de los antisemitas buscar a algun judio critico para intentar demostrar que no lo son. Como si tuvieramos experiencia, los judios, en ese metodo. Lo conocemos, Driss, no nos tomara el pelo a muchos.
Autor : IsaacFecha de publicación : 21/7/2007
24 Julio 2007 12:37 AM

DOMINGO BUSCARUINA SANCHEZ dijo
Driss Jebrouni ,lamento desilusionarte pero como judío y sionista que soy desmiento totalmente lo que decis. O acaso vos sabes mas de mi que yo mismo?Nadie acusa de nada a quienes hacen críticas reales, OBJETIVAS y constructivas. El problema aparece cuando la critica es ciega, absurda e irracional. Cuando se acusa a los judíos de todo, por el simple hecho de ser judíos. hasta de haber volado la AMIA nosotros mismos se nos acusa.A Israel se lo critica haga lo que haga, sin importar sus políticas y eso no es justo, sobre todo cuando la gran mayoría de los demás países han actuado de formas realmente inhumanas frente a situaciones menos complicadas que las que atraviesa Israel desde su fundación. Musulmanes asesinan más de 1 millón de negros en Darfour, Sudán y nadie dice nada, intentos constantes de atentados en Israel(y en muchos otros lados también) y nadie dice nada.etc… entonces cuando el unico motivo de la critica es que Israel es EL país judío, el único, eso es judeofobia.seguiria pero el trabajo me llama. amistosamenteAdrián Szklar
24 Julio 2007 12:46 AM

DRISS JEBROUNI dijo
LA CONCIENCIA INFELIZ DEL SIONISMO //LOS SIONISTAS NOS DICEN ,O ESTAN USTEDES DE ACUERDO CON NOSOTROS Y EN ESTE CASO ESTAN LEJOS DE TODA SOSPECHA,O BIEN NO ESTAN USTEDES DE ACUERDO CON NOSOTROS,Y EN ESTE CASO, USTEDES SON ANTISEMITAS,ANTJUDIOS,JUDEOFOBOS…. ¿COMO SALIR DE ESTE DILEMA? SI ALGUIEN LES CRITICA, SI ALGUIEN NO SE COMPRENDE CON ELLOS, LO EXPLICAN POR LA CLASICA REACCION ANTISEMITA .EN TODO PARA ELLOS ES ANTISEMETISMO Y ANTIJUDAISMO….TODOS SERAN ACUSADOS DE ANTIJUDIOS Y ANTISEMITAS O FASCISTAS. NO SE PUEDE CRITICAR A ISRAEL .A ISRAEL NO SE LE PUEDE TIRAR NI CON FLORES.LOS SIONISTAS DE CONCIENCIA INFELIZ CLASIFICAN A SUS ADVERSARIOS CON UNA FACILIDADA ASOMBROSA. DIRE DESPUES DE TODO, QUE LA CONCIENCIA INFELIZ ES UNA MASCARA DEL ESPEJO DEL ALMA. PERO HAY LIMITES DONDE LA CONCIENCIA INFELIZ SE VUELVE ABIERTAMENTE CIEGA, SU CARGA EXPLOSIVA SE PIERDE EN EL VACIO. QUIERO DECIR , QUE ME ES FACIL DE ECHAR AL SIONISMO EN LA PARANOIA Y LA ENFERMEDAD MENTAL..(Pág
24 Julio 2007 12:50 AM

LUNA dijo
ESTE HOMBRE DEJO DE SER SIONISTA //Abraham Burg, ex Presidente de la Knesset, ex Presidente de la Agencia Judía, ya no es sionista. En su nuevo libro, “Vencer a Hitler”, compara a Israel con Alemania antes de la ascensión de los nazis al poder. Es partidario de abolir la Ley del Retorno, anular la definición de Israel como Estado judío. Considera que Israel debe deshacerse de armas nucleares y recomienda a los ciudadanos israelíes conseguir un pasaporte extranjero.CONSIDERA QUE UN ESTADO JUDIO NO PUEDE FUNCIONAR/NO ES VIABLE.MIENTRAS QUE PILAR RAHOLA SIGUE SIENDO SIONISTA.
24 Julio 2007 01:02 AM

Andrés el Moro AUN ARTICULO DE ANDRES ALDAO dijo
La otra cara de la moneda
Autor: Andrés Aldao
En las últimas semanas (publicado en 2004) he tenido oportunidad de leer dos trabajos sobre la situación en el Medio Oriente, en particular sobre el problema israelí-palestino, enfocados desde distintas ópticas, con ciertos ribetes antagónicos y próximos, más bien, a una contradicción dialéctica hegeliana. Me refiero al artículo “Los judíos y las moscas”, firmado por la periodista catalana Pilar Rahola publicado en la revista NOAJ y difundido con histérica fruición por los canales del correo electrónico, y a un artículo del miembro de la Kneset Abraham Burg, cuya resonancia en los mismos círculos intelectuales y académicos, embelesados por “Los judíos y las moscas” no tuvo ningún eco, al menos público. Hecho, por demás, digno de explorar y comentar.La señora Pilar Rahola ha tenido una meteórica carrera en los medios académicos e intelectuales de Israel, en los que ha sido presentada como experta analista del fenómeno antisemita que se hipertrofia como una especie de peste virósica -según lo manifiesta- y se expande hacia los cuatro puntos cardinales del planeta, con especial virulencia en Europa. He leído dos de sus trabajos: “Las moscas y los judíos” y “Palestina y sus falsas verdades”. La citada experta escribe en un estilo implosivo, que abruma al lector con una retórica formal imparable. “Me parece pertinente formular algunas cuestiones que nunca existen en el debate, especialmente si se formulan desde posiciones críticamente pro palestinas”. Lo que no aclara es que ella lo hace desde posiciones “críticamente proisraelíes”. Pilar Rahola denuncia a los sectores fundamentalistas islámicos, fenómeno nada nuevo ni original. Con ello no descubre la pólvora. Lo que llama la atención, en sus sistemáticas diatribas, es que nos abruma y blande su índice acusador, que menea con fervor, contra los gobiernos y diarios europeos, los periodistas, camarógrafos, analistas, comentaristas, y los “izquierdistas”, todos unidos en una especie de Santa Alianza renacida de sus cenizas históricas, y proyectada en una ofensiva contra el Estado de Israel a partir del crecimiento desmesurado del antisemitismo que “tiene que ver con la distorsión de la información, y también con un maniqueísmo que nos está llevando, entre otros desastres, a la corriente de antisemitismo más importante en Europa desde la negritud del nazismo. Para dar un dato nada alentador, en estos casi tres años de Intifada ha habido más agresiones contra sinagogas en Europa que en toda la Noche de los Cristales Rotos”. Y lo escribe con toda la seriedad y el desparpajo de una periodista que dice basarse en datos de la realidad aportando suposiciones, diatribas, sarcasmo. ¿De qué izquierda habla? La señora Rahola, sin parar mientes, agita su índice y señala a todo el mundo como único culpable del antisemitismo. Parece decirnos que “Un fantasma recorre Europa, el fantasma del antisemitismo”. Todos caen bajo la piqueta de la señora Rahola… excepto los gobiernos de los Estados Unidos e Israel, y las Islas Marshall y Micronesia (pese a mis denodados esfuerzos, búsquedas en los atlas, enciclopedias y ámbitos académicos, no he podido hallar la ubicación geográfica de esas islas y Micronesia). La “víctima” principal de sus embates es la “izquierda”, una izquierda que no menciona con nombres y apellidos, o el nombre de las organizaciones y partidos que alientan el terrorismo, “traicionan” la democracia e inda mais: “Acuso a la izquierda de no considerar a las víctimas del terrorismo… -escribe con virtud melodramática apta para telenovelas- …acuso a la izquierda de banalizar la Shoá… acuso a la izquierda de matar a la información a golpes de propaganda… acuso a la izquierda de minimizar, justificar e incluso elogiar un nuevo totalitarismo que amenaza seriamente a la libertad: el nihilismo terrorista islámico… acuso a la izquierda de traicionar a la democracia perdonando al nihilismo terrorista…”. ¿De qué izquierda escribe y discursea Pilar Rahola? ¿A quiénes se refiere cuando menciona el vocablo “izquierda”? ¿A Saramago o Teodorakis. O a otros especímenes como estos? Estos señores son herrumbrados y veteranos estalinistas, gerontocracia residual de “los partidos que nunca se equivocaban”, adoradores del culto a la personalidad, de lengua larga y corta memoria. No representan a nadie, excepto a sí mismos o a otra decena o centena de viejos y decrépitos ‘aparatchnikim’ de la vieja guardia de los PPCC enterrados por la historia. ¿Esta es, pues, la gente que ella denomina “izquierda”? ¿Y tiene la insolencia de equipararlos con los jóvenes que manifiestan contra la globalización americana del planeta? Pilar Rahola acusa “…a la izquierda de llorar, sólo, con el ojo izquierdo… Un ojo izquierdo que, hoy por hoy, es deliberadamente antisemita”. Y yo acuso a esta señora periodista de llorar, sólo, con el ojo derecho. Un ojo derecho que, hoy por hoy, es deliberadamente guerrerista, enemigo de la paz, provocador deliberado de enfrentamientos entre palestinos e israelíes, víctimas inocentes de dos líderes demagógicos que tienen las manos llenas de sangre inocente: Yasser Arafat y Ariel Sharón. Como bulas papales A lo largo de toda su perorata Pilar Rahola, vocifera, denuncia, se arremanga, arremete y al terminar su libelo, los lectores no saben a quién o a quiénes se está refiriendo. Pero hay alguna confusión deliberada en sus dichos. Con una sutileza algo grosera y silogística, pretende imbricar antisemitismo con antiisraelismo: el antisemitismo existió antes de la creación del Estado de Israel, y siguió y continúa existiendo a su margen. En su esencia, la mayor parte de los palestinos son anti israelíes, antisionistas en todo caso, pero no antisemitas en el sentido histórico de la palabra. El antisemitismo de muchos es asimismo anti israelismo, pero también el anti israelismo de mucha otra gente no tiene ninguna relación con el antisemitismo. Más para el gobierno israelí y los fundamentalistas fanáticos de Israel y las colonias,es muy cómodo -y útil- que se ensamble antisemitismo con las denuncias sobre la conducta del conquistador en las zonas ocupadas por Tzahal (Ejército de Defensa de Israel). Pilar Rahola tiene derecho a expresar, en todos los foros a los que accede, su opinión sobre el conflicto y el rebrote del antisemitismo tiene derecho a denunciar al terrorismo, a expresar sus puntos de vista personales sobre un conflicto cruzado por la sangre, las muertes, el duelo y las lágrimas de las víctimas inocentes de ambos bandos. Es un derecho democrático y legítimo. Pero ese derecho no justifica desparramar acusaciones infundadas. Pilar Rahola pontifica: sus afirmaciones son como bulas papales dadas de una vez y para siempre. Ella no cree que deba probar nada de lo que afirma. Sus palabras deben ser para los oyentes como las palabras de Dios para los creyentes: y quien no las acepta ni consiente… es un antisemita acabado y resuelto.Burg Como compensación a tanto fárrago de palabras, leí el texto completo del artículo de Abraham Burg publicado en The Forward. Burg es una personalidad que no necesita presentaciones, ni ningún otro tipo de curriculum. Su comportamiento es la mejor tarjeta de presentación. Conoce los problemas de Israel desde dentro, el pasado, el presente y, en el artículo publicado en The Forward aventura, asimismo, su futuro. Las reflexiones de Abraham Burg constituyen un magnífico desafío contra los fundamentalistas del Gobierno israelí y sus adláteres y epígonos. Convendría que la periodista Pilar Rahola, que farfulla con tanta liviandad decálogos y sermones sobre el conflicto israelí palestino, leyera con somera atención el texto de Burg que, para un hombre de su condición, es un riesgo vivencial de primera magnitud. Para dar un paso de esta índole, se necesita un coraje a toda prueba, conocimientos profundos del país, su tradición y la gente. Cosa que, según afirmo desde mi vapuleado ojo izquierdo, creo que a la susodicha periodista le costará adquirir. Para alcanzar categoría de analista objetiva y mesurada, con conocimiento de causa, sopesando objetivamente palabras y hechos de ambos bandos, va a constituir para Pilar Rahola un desafío a su ego, a su -tal vez inconsciente- deseo de congraciarse con un público ávido de semitismo a ultranza. Sus comentarios petardistas y arrojados al azar con meliflua liviandad, son como fuegos artificiales que después de estallar se dispersan en el vacío sin dejar más que estelas de humo… Para terminar esta nota, me permito rematarla con algunas frases del texto de Abraham Burg, cuya pluma tiene la valentía de remontar el silencio cobarde de muchos israelíes que temen a sus propias sombras, y avalan la ocupación colonialista de Judea y Samaria y la franja de Gaza. Y aunque pudiere disentirse con tal o cual párrafo, vale la pena su lectura:“La revolución sionista ha descansado siempre en dos pilares: un camino justo y un liderazgo ético. Ninguno de éstos es ya operativo. La nación israelí hoy se apoya sobre un andamiaje de corrupción y en cimientos de opresión e injusticia. Como tal, el final de la empresa sionista ya está en el umbral de nuestra puerta. Hay una chance real que la nuestra sea la última generación sionista. No obstante, podrá haber un estado judío en el Medio Oriente, pero será de una clase diferente, extraño y desagradable…Hay tiempo para cambiar el curso, pero no mucho. Lo que se necesita es una nueva visión de una sociedad justa y la determinación política para llevarla a cabo. Esto no es meramente un asunto interno israelí. Los judíos de la Diáspora, para quienes Israel es un pilar central de su identidad, deben prestar atención y decir lo que piensan. Si el pilar se derrumba, los pisos superiores se caerán chocando ruidosamente…La oposición israelí no existe, y el Gobierno de coalición, con el primer ministro Ariel Sharón encabezándolo, demanda el derecho a permanecer en silencio. En una nación de parlanchines, de repente todos nos hemos quedado mudos, porque no hay nada más que decir. Vivimos en una realidad estruendosamente fracasada. ¿Ustedes quieren la Tierra del Gran Israel? Ningún problema. Abandonen la democracia. Instituyamos un sistema eficaz de separación racial aquí, con campos de prisioneros y villas de detención. El gueto de Kalkilya y el gulag de Jenín… ¿Ustedes quieren una mayoría judía? Ningún problema. Pongan a los árabes en automóviles, ferrocarriles, autobuses, camellos y asnos y expúlsenlos en masa ó separémonos absolutamente de ellos, sin trucos ni artilugios. No hay ningún camino intermedio. Nosotros debemos remover todos los asentamientos -todos ellos- y delinear una frontera internacionalmente reconocida entre el hogar nacional judío y el hogar nacional palestino. La ley judía del retorno sólo se aplicará dentro de nuestro hogar nacional, y su derecho al retorno sólo se aplicará dentro de las fronteras del Estado palestino. ¿Ustedes quieren la democracia? Ningún problema. Abandonen la Tierra del Gran Israel hasta el último asentamiento y puesto de avanzada o den ciudadanía plena y derechos de voto a todos, incluso a los árabes. El resultado, claro, será que aquellos que no quisieron un Estado palestino al lado nuestro tendrán uno entre nosotros, vía las urnas. Esto es lo que el Primer Ministro debería decir a la gente. El debería presentar las opciones francamente: racismo judío o democracia. Asentamientos o esperanza para ambos pueblos. Falsas visiones de alambres de púas, barricadas y suicidas con bombas o una frontera internacional reconocida entre dos estados y una capital compartida en Jerusalem. Pero no hay ningún primer ministro en Jerusalem. La fiebre enfermiza que está carcomiendo al cuerpo del sionismo ya ha atacado la cabeza. David Ben-Gurión a veces erraba, pero él continuaba siendo recto como una flecha. Cuando Menachem Begin se equivocaba, nadie impugnaba sus motivos. Ya no. Encuestas publicadas hace dos semanas mostraron que una mayoría de israelíes no cree en la integridad personal del Primer Ministro aunque todavía confían en su liderazgo político. En otras palabras, personalmente encarna ambas mitades de la maldición: sospechosa moral personal y desdeño abierto ante la ley, combinado con la brutalidad de la ocupación y el pisoteo de cualquier oportunidad para la paz. Esta es nuestra Nación, estos son sus líderes. La conclusión ineludible es que la revolución sionista está muerta”. La representante del ojo derecho de la Santa Alianza entre Estados Unidos, Israel, Micronesia y las Islas Marshall, aquí tiene a su disposición el texto claro, tajante, objetivo y doloroso de un “sabra” que posee algunos títulos y conocimientos algo más sólidos y fundados que la periodista de barricada, monomaniquea y provocativa, que le ha brindado a una parte del público israelí su “ópera de dos centavos”. Dos caras de una sola moneda: le recomiendo a Pilar Rahola la lectura urgente del artículo de Abraham Burg, la cara objetiva de la moneda, puesto que sus definiciones las perciben, día a día, todos los ciudadanos israelíes, árabes o judíos.
Publicado por Andrés Aldao en 2:38 PM
www.todoelmundoatravesdelpensamiento.blogspot.com/
___________________________________






RAUL MAJCHAN / LA TACTICA DE "ISAAC"EL SIONISTA dijo
Isaac. Cortemos por lo sano. ¡Ni la hora! Se llame Driss Jebrouni, se llame Sic Semper. Puede ser el mismo.¡Nada, como si no existiera. Eso es lo que más los exaspera a estos tipos. Aguantémonos un tiempito, pronto el blog estará depurado. Única respuesta: Nada, el silencio. Mandarlo a la p… madre q.. lo p…ó, es demostrarle que nos hirió. Ni eso. Nada. Silence is Golden……….DON’T FEED THE TROLL
Autor : Boicot
INTERNET JUDIA
24 Julio 2007 02:59 AM

LUNA Y RAUL MAJCHAN dijo
CONVERSACION CON NONIE DARWISH
Creo que Driss Jebrouni tiene parte de razon al hablar del sionismo.Ahora salen muchos idelogos del sionismo que critican esta ideologia.y también el Estado de Israel es un Estado TEOCRATICO,basado sobre la religion judia y no solo IRAN O ARABIA SAUDITA,acaso esto no lo sabia Pilar Rahola ?La conciencia infeliz y la desgracia de la izquierda emblemática del Sionismo, como la define el sociólogo A. Jativi, es una vuelta irónica de la conciencia infeliz.La conciencia infeliz como dijo J.Wahl, es ante todo una conciencia de dualidad y de la contradicción .Rota , separada, dividida en si misma , se articula en una contradicción infinita.esta fundada sobre una dialéctica del pecado y el dolor, de la damnificación y de la elección, esta perpetua separación dolorosamente abortada , como en las religiones de Abraham, encuentra su razón en el mas allá y fuera de lo absoluto.Pero le diré que el ANTISEMITISMO y el SIONISMO nacieron en Occidente.Es evidente que el Sionismo se alimenta de lo que Occidente racista no pudo absorber de ninguna manera .Por qué los Sionistas quieren aniquilar al pueblo palestino? Cual es la naturaleza del Sionismo, su propagación en la conciencia occidental? Por qué cierran los ojos ante crímenes que se cometen contra los palestinos? No será a causa del genocidio nazi ? Justamente porque es una ceguera y una mala fe flagrante?Reducido en sus posiciones esenciales el Sionismo propone una alternativa .Si no estáis de acuerdo conmigo están son ANTISEMITAS, ANTIJUDIOS. PERO SI USTEDES ESTAN DE ACUERDO CONMIGO ESTAN ABSUELTOS de toda sospecha, es una cadena malvada: antijudios, fascistas, antisemitas, antisionistas, racistas, anti-israelíes .Nadie se atreve a hablar de Israel, o criticar a este estado o poner en cuestión su legitimidad, todo el mundo teme de Israel.
Autor : LUNAFecha de publicación : 25/7/2007
25 Julio 2007 11:34 AM

CABALLA CABALLERO CABALLA dijo
Es patético el espectáculo que ofrece esta señora. No es representativa de ningún ideal, no es ni siquiera la mediocridad intelectual que ya antaño ejercía con maestría en las noches de un canal privado, sino la representación de un cinismo perverso traducido a un lenguaje procaz en su tergiversión de la realidad.Señora, si para ti Saramago, es jurásico, usted ¿qué es? ¿qué representa? ¿Qué calificativo podemos designar a alguien que no se inmuta en defender públicamente a Sharon? Sharon, autor material de la matanza de Sabra y Chatila y gran estratega del genocidio contra el pueblo palestino.Un poco de vergüenza, por favor.
26 Julio 2007 04:18 AM

Laura BENADI dijo
COMPLOT MUNDIAL CONTRA EL ISLAM , SEGUN ESTE INTELECTUAL ALEMAN ?Dice Jochen Horisch,intelectual aleman,profesor en la universidad Mannheim:Los terroristas del 11-S, representan esa teoria del complot en dimensiones epocales y globales hasta ahora desconocidas.Segun esta teoria , desde hace siglos existe un complot universal contra el Islam que se agrava hoy de manera dramatica.También en ese sentido los nazis prepararon el terreno mucho tiempo antes,ya que pretendian lograr una victoria final sobre la milenaria historia acerca de un complot mundial de los judios.
Laura BENADI - Jul 26, 2007
27 Julio 2007 01:19 AM

 
At 4:50 p. m., Anonymous Anónimo said...

TODOS SOMOS COMPLICES
____________________________
Javier Ortiz/diariopublico.com
____________________________
Todos somos cómplices. La Convención de Ginebra prohíbe atacar a la población civil de los países con los que se está en guerra. Israel no admite estar en guerra con Palestina –ni siquiera admite la existencia de Palestina como nación–, pero ataca a su población civil por muy diversos métodos, incluyendo los muy crueles del sitio.

En tiempos remotos era cosa corriente: llegaban los ejércitos invasores a las puertas de una ciudad y, si quienes la gobernaban se negaban a rendirla, la sometían a asedio todo el tiempo que hiciera falta, para que la sed y el hambre hicieran el trabajo que sus armas no lograban.

Era una forma primitiva de terrorismo. El terrorismo consiste en eso: en aterrorizar a la población civil para que, desesperada, fuerce a quienes la gobiernan a hacer lo que de entrada no querían.

Los gobernantes israelíes están impidiendo que la población de Gaza reciba incluso las mercancías más elementales: alimentos, medicamentos, combustibles… Ahora dicen que se plantean dejarla sin el poco suministro eléctrico que todavía le toleran, después de haber bombardeado y destruido la única central eléctrica local.

Los lectores del Viejo Testamento sabemos de la crueldad del Dios de Israel, tan tolerante en materia de violaciones y estupros y tan expeditivo en el castigo de los desafectos, a los que, según cuentan sus Sagradas Escrituras, no dudaba en exterminar en masa cuando se enojaba.

Es esa concepción del mundo la que aplican sus hijos bienamados, en los que no sólo Él tiene puestas todas sus complacencias, sino también Bush y buena parte de los que controlan las finanzas y la industria del armamento mundial (lo cual, desde que a Yavhé le da menos por manifestarse, resulta más decisivo).

Todo lo cual me parece muy mal, pero peor todavía que quienes mandan en la Unión Europea hagan como que la cosa no va con nosotros y contemplen esa insoportable barbaridad, ilegal e ilegítima, sin mover un dedo. Me duele doblemente porque sus sueldos (los de los Solana, los Moratinos, los Prodi y demás burócratas de cuerpo y alma) los sufragamos todos nosotros con nuestros impuestos.
Me hacen sentirme cómplice. Y con razón, porque lo soy.

 
At 4:03 p. m., Blogger Rafael del Barco Carreras said...

Citando a PILAR RAHOLA

“GOOGLE TENDRÁ QUE OLVIDAR TU PASADO”



Rafael del Barco Carreras



“Información contra usted que alguien ha introducido” o “Google no tiene piedad”. Son frases que ayer leí en “Calle 1440” o se oyen en televisiones y todos los grandes medios, que por desgracia dominan en las referencias y entradas en Google. Y si nos referimos a los POLÍTICOS no hay grupo o partido que no haya redactado una LEY DE CONTROL A INTERNET. Podríamos catalogar los REGÍMENES, en dictatoriales puros y duros que cortan sin paliativos la posibilidad de conectarse, los de DEMOCRACIA A SU MANERA, con cortes y leyes más o menos efectivas, y las DEMOCRACIAS PURAS, que ni pueden ni quieren poner puertas al campo, las leyes existentes regulan suficiente y hasta demasiado. El “CONTROL” en todas las facetas de la vida y gobierno siempre ha abocado a MÁS PODER EN EL PODER, facilitando la ARBITRARIEDAD Y CORRUPCIÓN.

Para “Calle 1440”, www.legitimidad.es, y tantos lanzados a la ESPERANZA, GOOGLE O INTERNET representa la mayor y única posibilidad de LIBERTAD, y la libertad dio miedo no solo a los GOBERNANTES y clases dirigentes sino a los propios esclavos liberados. Es más fácil la dependencia, y mucho más la intelectual. ¡Qué piensen por mí y qué me digan lo que debo pensar, creer y hacer!. Si la LIBERTAD DE PRENSA, un gran avance en la Historia de la Humanidad, se coartó en lo referente a ESPAÑA con las SUBVENCIONES, CRÉDITOS Y PUBLICIDAD, ahora que el CASI MONOPOLIO INFORMATIVO se resquebraja, todos a una gritando lo de “control, control y control”.

Nadie controló a la prensa barcelonesa cuando mentía sobre mi vida sin consultar ni siquiera el Sumario ni preguntarme a mí, escribían y se callaban célebres periodistas…y nunca rectificaron a pesar de mis visitas y muchos escritos (algunos a sobresueldo de mis denunciantes). Leer en  HYPERLINK "http://www.lagrancorrupción.com" www.lagrancorrupción.com el artículo CORRUPCION EN LA PRENSA BARCELONESA, y aun hoy en día que tengo inundado INTERNET con el Caso…ni rectifican… ni existo, cuando en mi desgracia por su CORRUPCION existí demasiado.

La Libertad de “hasta mentir contra quien sea” tiene en INTERNET muchas más posibilidades incluso de autodefensa del ofendido de lo que tuvo nadie, no digo yo en la DICTADURA FRANQUISTA, sino en los treinta años posteriores, y es de notar que a mí, y permanece grabado, ya me han tachado de HIJO DE…, corruptos que prefieren el insulto a denunciarme por injurias y contra el honor, o xenófobo, algún loco del catalanismo por entender que lo de la GRAN CORRUPCION es ofensivo para Cataluña. Y hasta la amenaza de INVESTIGARME que aparece en el BLOG de Pilar Rahola por un anónimo que se celebra que yo sea “un don nadie mediático” y por lo tanto sin “peligro”. Que ella permitiera el anónimo, pues controla a sus comentaristas, poco o nada me importa, y le alabo publicar mi alegato posterior y hasta más de mis artículos, demostrando gran coherencia intelectual. Nunca he pretendido su alcance mediático, simplemente que se sepa “mi verdad”. Y la guerra sigue con el simple cierre por “correo no deseado”, enviarme virus, y más que supongo vendrán, pues como ya ha sufrido Luis Toribio de LEGITIMIDAD, ESPAÑA está entre esos países de DEMOCRACIA SUI GENERIS…lo de menos, lo de resentido, mentiroso, delincuente… pero es la primera vez en mi vida, larga, de 67 años, que puedo contestar…o argumentar y mostrar PRUEBAS, si el interlocutor lo merece.

ESTOY ABSOLUTAMENTE CONVENCIDO QUE SI EN 1980 HUBIERA EXISTIDO INTERNET NI ME HUBIERAN ENCARCELADO NI MENOS CONDENADO. La inmunidad e impunidad del PODER conduce a la CORRUPCION. El PODER SIN CONTROL CORROMPE. El único CONTROL que la Sociedad debe admitir es el dirigido al PODER.

 
At 5:40 p. m., Blogger Rafael del Barco Carreras said...

PILAR RAHOLA



Rafael del Barco Carreras



Introduciendo mi nombre en GOOGLE aparece entre las primeras etiquetas Pilar Rahola, su blog, con un inquietante y amenazador estribillo… “sería interesante investigar a Rafael del Barco Carreras”. Me inquieta tanto que desata mis irrefrenables ganas de escribir. Estoy hasta las narices de leer lo que consultado el blog ella atribuye a un comentarista, un tal García. Sin más asegura que miento, y tras pedir que se me investigue, se auto alegra de que por suerte mi peso mediático es nulo. Doña Pilar criba los comentarios, es decir, que aun suponiendo que exista es ella quien le da pie, por tanto es su parecer. “Nulo”, eso son los millones que no tenemos la suerte o desgracia de su celebridad. NADA, “no somos NADA”, solo formamos parte de la manada que pagamos su vida de charlatán.

No entra en comentar la serie de escritos, que ateniéndome al suyo de “Lo sabía toda Barcelona” sobre la larga carrera delictiva del Juez Luis Pascual Estevill y Juan Piqué Vidal (mis nefastos y corruptos abogados), dejé y dio entrada en su blog, sino que por su expresión pretende MATAR AL MENSAJERO. Por lo visto, ella puede escribir sobre esa GRAN CORRUPCION (dejando en el tintero la parte correspondiente a sus amigos), pero el resto de los mortales, y una de sus más sangrantes VICTIMAS, yo mismo, deben callarse, y ni hablar de arremeter contra los asociados de tan amorales personajes, sus propios Serra y Maragall, los del Grupo Z, y toda la zarabanda barcelonesa. Eso ni hablar, ¡a por él!.

¡Buen elemento Doña Pilar!, primero de ERC, Teniente Alcalde con Maragall, después con el Grupo Z, y sus apaños con sionistas, conferencias, y Televisiones (en todas, o sea, la Única), y ahora con la Vanguardia. Todos los que no quieren que yo haya existido, mejor dicho, que exista, recordándoles su corrupta historia.

¡No se preocupe Doña Pilar!, soy muy consciente de mi NULIDAD, y de que también los organismos públicos, que son de los pocos que entran en mi web con inquietante asiduidad, no lo hacen para reparar el daño sufrido sino para INVESTIGAR, y “empapelarme”, ¡cómo mínimo!.

Me advierten que no me meta con usted, que es muy vengativa. Pero debería aplicarse mucho, porque menos maricón me lo han atribuido TODO (la invención de pervertidor y golfo la repitieron hasta la saciedad), y denuncias falsas ya he toreado unas cuantas, con sentencias de absolución incluidas. Ocho años de cárcel, por culpa de sus “amigos”, repartidos en los últimos treinta, curten tanto, que sus amenazas son alaridos de chihuahua, o sea, NADA, y hasta me van bien porque me preparan para las de los que si pueden hacer daño, los triunfantes y enriquecidos en sus cargos públicos con la GRAN CORRUPCION.

 
At 11:00 a. m., Blogger PACHO said...

TODO LA RAHOLA

TODO: Con la Pilarica ya he ajustado cuentas. Funcionaria secreta del servicio de informaciones de Israel, el shabac y el shin bet (el contraespionaje), su figura sonriente engañabobos es una máscara de su alma repelente y repugante, buchona que usa su talento para amañar, falsificar y urdir patrañas. Veamos que aporta la nota.

J.M. Álvarez − insurgente

Pilar Rahola tiene debilidad por los medios de información. Ha participado en algún programa “rosa” de televisión y en tertulias radiofónicas, útiles para alienar, aún más si cabe, la mente de los ciudadanos. Rahola, que dice ser nacionalista, es admiradora del sionismo y enemiga acérrima del pueblo palestino.
Esta barcelonesa odia a los árabes; a los comunistas; a Fidel Castro y a Hugo Chávez. Si Evo Morales continúa reuniéndose con el ”carcamal” Fidel (como ella lo denomina) acordando medidas conjuntas que beneficien a los obreros y campesinos bolivianos- quienes podrán ser tratados médicamente en Cuba o estudiar becados en la isla- será considerado un indio perverso, e ingresará en la lista negra de Pilar.
También colabora- entre otras- en una publicación con sede en Miami, capital de la mafia anticubana, compartiendo espacio con Vargas Llosa o Carlos Alberto Montaner. Ahí se explaya a gusto con Hugo Chávez llamándolo “chulo inculto”, o pone el grito en el cielo cuando Venezuela compra armas para defenderse. Desde luego que no lo hace por una supuesta posición pacifista, ya que no le preocupa, en absoluto, el inmenso arsenal que posee Estados Unidos, el Imperio de la tortura y los centros secretos de exterminio. Repite que, el objetivo del terrorismo no es matar por matar, sino matar mucho para socializar el terror e imponer su dominio. Ahí acierta de pleno, porque precisamente eso es lo que hacen las “democracias” occidentales.

Cuando salta a la palestra el Estado de Israel, Pilar entra en una especie de trance místico, que desemboca en una catarata de descalificaciones dirigidas contra los que critican el muro de la vergüenza de Cisjordania, los crímenes selectivos o el asesinato de mujeres y niños palestinos. Enarbola la bandera de la lucha contra el antisemitismo, mezclando, intencionadamente, la gimnasia con la magnesia porque semitismo y sionismo son dos cosas diferentes. El sionismo es una ideología de conquista y expansión que se realiza aplastando los derechos de otros pueblos; por tanto es similar a la que parió el Tercer Reich.

Se indigna cuando el cantaor José Mercé manifiesta que nunca actuaría para George Bush y le pregunta si haría lo propio con las antiguas dictaduras del telón de acero, olvidando que, ahora, las dictaduras están enquistadas en sociedades como la española, que tortura, clausura periódicos, dicta leyes para ilegalizar partidos políticos, niega el derecho al voto a miles de ciudadanos, efectúa juicios al más puro estilo franquista, y se alborota, cínicamente, cuando un general cita un artículo de la Constitución- gestada por la oligarquía y acatada por la casta política- que concede manga ancha al Ejército para imponer el “orden” en Cataluña o el País Vasco. Todo ello demuestra, una vez más, que el Estado español es un siniestro régimen, heredado de Franco, y no una democracia de la que Rahola
pueda presumir delante de nadie.

Esta clase de gente, defensora de regímenes oligárquicos, tienen la desvergüenza e indignidad de atreverse imprecar a los que se niegan a aceptar la imposición de un nuevo orden mundial de corte fascista. Utilizando sus mismas palabras habría que recordarle a Pilar Rahola que la plutocracia es, sin duda, un malvado reto a la democracia y a los principios de la libertad, pero en el terreno práctico representa, además, un peligro para toda la humanidad. Así lo demuestra las cien mil personas asesinadas en Iraq por Estado Unidos y sus aliados, o los millones de seres humanos que mueren de hambre y enfermedad por el simple hecho de haber nacido en el mundo pobre.

Calificada como independentista; republicana; izquierdista; feminista, y un sin fin de adjetivos más, Rahola- fiel a su condición de burguesa que desprecia a las clases populares- sólo es una servidora de la plutocracia y una asidua visitante de las cloacas del submundo de la farándula. Aunque parezca lo contrario, la bandera de esta chica “progre” no es precisamente la senyera catalana, por suerte para lo que ésta representa.
Publicado por Andrés Aldao en 10:39 AM 0 comentarios

 
At 11:04 a. m., Blogger PACHO said...

TODO LA RAHOLA

TODO: Con la Pilarica ya he ajustado cuentas. Funcionaria secreta del servicio de informaciones de Israel, el shabac y el shin bet (el contraespionaje), su figura sonriente engañabobos es una máscara de su alma repelente y repugante, buchona que usa su talento para amañar, falsificar y urdir patrañas. Veamos que aporta la nota.

J.M. Álvarez − insurgente

Pilar Rahola tiene debilidad por los medios de información. Ha participado en algún programa “rosa” de televisión y en tertulias radiofónicas, útiles para alienar, aún más si cabe, la mente de los ciudadanos. Rahola, que dice ser nacionalista, es admiradora del sionismo y enemiga acérrima del pueblo palestino.
Esta barcelonesa odia a los árabes; a los comunistas; a Fidel Castro y a Hugo Chávez. Si Evo Morales continúa reuniéndose con el ”carcamal” Fidel (como ella lo denomina) acordando medidas conjuntas que beneficien a los obreros y campesinos bolivianos- quienes podrán ser tratados médicamente en Cuba o estudiar becados en la isla- será considerado un indio perverso, e ingresará en la lista negra de Pilar.
También colabora- entre otras- en una publicación con sede en Miami, capital de la mafia anticubana, compartiendo espacio con Vargas Llosa o Carlos Alberto Montaner. Ahí se explaya a gusto con Hugo Chávez llamándolo “chulo inculto”, o pone el grito en el cielo cuando Venezuela compra armas para defenderse. Desde luego que no lo hace por una supuesta posición pacifista, ya que no le preocupa, en absoluto, el inmenso arsenal que posee Estados Unidos, el Imperio de la tortura y los centros secretos de exterminio. Repite que, el objetivo del terrorismo no es matar por matar, sino matar mucho para socializar el terror e imponer su dominio. Ahí acierta de pleno, porque precisamente eso es lo que hacen las “democracias” occidentales.

Cuando salta a la palestra el Estado de Israel, Pilar entra en una especie de trance místico, que desemboca en una catarata de descalificaciones dirigidas contra los que critican el muro de la vergüenza de Cisjordania, los crímenes selectivos o el asesinato de mujeres y niños palestinos. Enarbola la bandera de la lucha contra el antisemitismo, mezclando, intencionadamente, la gimnasia con la magnesia porque semitismo y sionismo son dos cosas diferentes. El sionismo es una ideología de conquista y expansión que se realiza aplastando los derechos de otros pueblos; por tanto es similar a la que parió el Tercer Reich.

Se indigna cuando el cantaor José Mercé manifiesta que nunca actuaría para George Bush y le pregunta si haría lo propio con las antiguas dictaduras del telón de acero, olvidando que, ahora, las dictaduras están enquistadas en sociedades como la española, que tortura, clausura periódicos, dicta leyes para ilegalizar partidos políticos, niega el derecho al voto a miles de ciudadanos, efectúa juicios al más puro estilo franquista, y se alborota, cínicamente, cuando un general cita un artículo de la Constitución- gestada por la oligarquía y acatada por la casta política- que concede manga ancha al Ejército para imponer el “orden” en Cataluña o el País Vasco. Todo ello demuestra, una vez más, que el Estado español es un siniestro régimen, heredado de Franco, y no una democracia de la que Rahola
pueda presumir delante de nadie.

Esta clase de gente, defensora de regímenes oligárquicos, tienen la desvergüenza e indignidad de atreverse imprecar a los que se niegan a aceptar la imposición de un nuevo orden mundial de corte fascista. Utilizando sus mismas palabras habría que recordarle a Pilar Rahola que la plutocracia es, sin duda, un malvado reto a la democracia y a los principios de la libertad, pero en el terreno práctico representa, además, un peligro para toda la humanidad. Así lo demuestra las cien mil personas asesinadas en Iraq por Estado Unidos y sus aliados, o los millones de seres humanos que mueren de hambre y enfermedad por el simple hecho de haber nacido en el mundo pobre.

Calificada como independentista; republicana; izquierdista; feminista, y un sin fin de adjetivos más, Rahola- fiel a su condición de burguesa que desprecia a las clases populares- sólo es una servidora de la plutocracia y una asidua visitante de las cloacas del submundo de la farándula. Aunque parezca lo contrario, la bandera de esta chica “progre” no es precisamente la senyera catalana, por suerte para lo que ésta representa.
Publicado por Andrés Aldao en 10:39 AM 0 comentarios

 
At 10:58 a. m., Anonymous Anónimo said...

OPERACIÓN PLOMO IMPUNE






Eduardo Galeano




(Este artículo está dedicado a mis


amigos judíos asesinados por las dictaduras


latinoamericanas que Israel asesoró)






Para justificarse, el terrorismo de estado fabrica terroristas: siembra odio y cosecha coartadas. Todo indica que esta carnicería de Gaza, que según sus autores quiere acabar con los terroristas, logrará multiplicarlos.***Desde 1948, los palestinos viven condenados a humillación perpetua. No pueden ni respirar sin permiso. Han perdido su patria, sus tierras, su agua, su libertad, su todo. Ni siquiera tienen derecho a elegir sus gobernantes. Cuando votan a quien no deben votar, son castigados. Gaza está siendo castigada. Se convirtió en una ratonera sin salida, desde que Hamas ganó limpiamente las elecciones en el año 2006. Algo parecido había ocurrido en 1932, cuando el Partido Comunista triunfó en las elecciones de El Salvador. Bañados en sangre, los salvadoreños expiaron su mala conducta y desde entonces vivieron sometidos a dictaduras militares. La democracia es un lujo que no todos merecen. ***Son hijos de la impotencia los cohetes caseros que los militantes de Hamas, acorralados en Gaza, disparan con chambona puntería sobre las tierras que habían sido palestinas y que la ocupación israelita usurpó. Y la desesperación, a la orilla de la locura suicida, es la madre de las bravatas que niegan el derecho a la existencia de Israel, gritos sin ninguna eficacia, mientras la muy eficaz guerra de exterminio está negando, desde hace años, el derecho a la existencia de Palestina. Ya poca Palestina queda. Paso a paso, Israel la está borrando del mapa. Los colonos invaden, y tras ellos los soldados van corrigiendo la frontera. Las balas sacralizan el despojo, en legítima defensa. No hay guerra agresiva que no diga ser guerra defensiva. Hitler invadió Polonia para evitar que Polonia invadiera Alemania. Bush invadió Irak para evitar que Irak invadiera el mundo. En cada una de sus guerras defensivas, Israel se ha tragado otro pedazo de Palestina, y los almuerzos siguen. La devoración se justifica por los títulos de propiedad que la Biblia otorgó, por los dos mil años de persecución que el pueblo judío sufrió, y por el pánico que generan los palestinos al acecho. *** Israel es el país que jamás cumple las recomendaciones ni las resoluciones de las Naciones Unidas, el que nunca acata las sentencias de los tribunales internacionales, el que se burla de las leyes internacionales, y es también el único país que ha legalizado la tortura de prisioneros. ¿Quién le regaló el derecho de negar todos los derechos? ¿De dónde viene la impunidad con que Israel está ejecutando la matanza de Gaza? El gobierno español no hubiera podido bombardear impunemente al País Vasco para acabar con ETA, ni el gobierno británico hubiera podido arrasar Irlanda para liquidar a IRA. ¿Acaso la tragedia del Holocausto implica una póliza de eterna impunidad? ¿O esa luz verde proviene de la potencia mandamás que tiene en Israel al más incondicional de sus vasallos? *** El ejército israelí, el más moderno y sofisticado del mundo, sabe a quien mata. No mata por error. Mata por horror. Las víctimas civiles se llaman daños colaterales, según el diccionario de otras guerras imperiales. En Gaza, de cada diez daños colaterales, tres son niños. Y suman miles los mutilados, víctimas de la tecnología del descuartizamiento humano, que la industria militar está ensayando exitosamente en esta operación de limpieza étnica. Y como siempre, siempre lo mismo: en Gaza, cien a uno. Por cada cien palestinos muertos, un israelí.Gente peligrosa, advierte el otro bombardeo, a cargo de los medios masivos de manipulación, que nos invitan a creer que una vida israelí vale tanto como cien vidas palestinas. Y esos medios también nos invitan a creer que son humanitarias las doscientas bombas atómicas de Israel, y que una potencia nuclear llamada Irán fue la que aniquiló Hiroshima y Nagasaki. ***La llamada comunidad internacional , ¿existe?¿Es algo más que un club de mercaderes, banqueros y guerreros? ¿Es algo más que el nombre artístico que los Estados Unidos se ponen cuando hacen teatro? Ante la tragedia de Gaza, la hipocresía mundial se luce una vez más. Como siempre, la indiferencia, los discursos vacíos, las declaraciones huecas, las declamaciones altisonantes, las posturas ambiguas, rinden tributo a la sagrada impunidad.Ante la tragedia de Gaza, los países árabes se lavan las manos. Como siempre. Y como siempre, los países europeos se frotan las manos. La vieja Europa, tan capaz de belleza y de perversidad, derrama alguna que otra lágrima, mientras secretamente celebra esta jugada maestra. Porque la cacería de judíos fue siempre una costumbre europea, pero desde hace medio siglo esa deuda histórica está siendo cobrada a los palestinos, que también son semitas y que nunca fueron, ni son, antisemitas. Ellos están pagando, en sangre contante y sonante, una cuenta ajena.


(Este artículo está dedicado a mis amigos judíos asesinados por las dictaduras latinoamericanas que Israel asesoró)


http://www.brecha.com.uy/alter/index.php?option=com_content&task=view&id=585&Itemid=70

 

Publicar un comentario

<< Home